“Es la peor decisión”: Presidente de la Academia Nacional de Medicina cuestionó dosis cubana

Un médico sostiene una dosis cubana de Abdala. | EFE/Archivo

 

El presidente de la Academia Nacional de Medicina, Enrique López Loyo, cuestionó este lunes 28 de junio que la compra de 12 millones de dosis cubanas, ha sido la peor decisión que ha tomado Venezuela en toda su historia.

lapatilla.com

El directivo ofreció declaraciones en el programa En Conexión del periodista César Miguel Rondón, sobre la polémica compra de las dosis cubanas que hizo el régimen de Maduro. López indicó que no hay regulación ni siquiera en la propia isla, de que la “Abdala” haya tenido alguna aprobación.

“Tenemos información clara de que no existe ninguna regulación en cuanto a aprobación de este tipo de candidatas a vacuna en el mundo, ni siquiera en Cuba. Y observamos cómo se ha producido esta entrega de al menos 30 mil dosis que comenzaron a colocarse en Caracas bajo la decisión del gobierno nacional”, comentó.

“Lo llamativo es que dentro de la propia Cuba ha sido aprobada por el organismo regulatorio en la isla, y no han pasado todavía 24 horas del anuncio de la llegada de este lote de comercialización y el Instituto Nacional de Higiene de Venezuela avala un producto que no ha sido aprobado ni siquiera por el organismo en Cuba”, agregó.

Ante lo ocurrido, la Academia Nacional de Medicina denunció que dichas medidas “demuestran que hay un salto a la norma sanitaria internacional. Básicamente, aquí también hay la pérdida de la soberanía sanitaria.

Enrique López Loyo señaló que la compra de las dosis cubanas, ha sido la peor decisión sanitaria que ha tomado el país en toda su historia

“Históricamente es la peor decisión sanitaria que ha tomado Venezuela en toda su historia republicana desde el punto de vista de las características y aprobación de un medicamento de uso masivo. No se está tomando en cuenta el aspecto humano, por lo tanto ha habido una violación flagrante del derecho humano en Venezuela”, expresó.

El directivo mencionó que podría existir un aumento progresivo de reacciones secundarias, en personas que han recibido las primeras dosis cubanas.

“Los riesgos es que pueden no estar cualificados los efectos adversos de estas formulaciones. Podría existir un aumento progresivo de reacciones secundarias. No hay estandarización de uso para el producto”, dijo.

López Loyo cuestionó que hubo una aprobación exprés por “conveniencia política”, para adquirir las dosis cubanas, sin esperar a que el organismo regulatorio emitiera la decisión interna.

“En medicina se necesita poner por delante la evidencia científica antes que las conveniencias políticas, y es lo que no ha ocurrido acá. Ha habido una aprobación exprés por conveniencia política. Han debido esperar que el propio organismo regulatorio cubano emitiera la regulación interna, porque ellos lo están haciendo a partir de un mecanismo de intervención sanitaria, como ellos lo han llamado”, concluyó.