Corte Suprema de México despenalizó el uso lúdico y recreativo de la marihuana

Diario NY

 

La Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) despenalizó este lunes el uso lúdico y recreativo de la marihuana en todo el país, en un “paso histórico” para los derechos humanos en México, de acuerdo con su ministro presidente, Arturo Zaldívar, y luego de una larga espera por el fracaso para su regulación en el Congreso.

Por Manuel González Vargas / Infobae

El Pleno del máximo Tribunal del país votó 8-3 a favor de la Declaratoria General de Inconstitucionalidad (DGI) de los apartados en la ley mexicana que prohíben el uso lúdico y recreativo de la cannabis, a veces también llamado “consumo adulto”, con la mayoría de votos que se necesitaban, ni uno más ni uno menos.

Hoy es un día histórico para las libertades. Después de un largo camino, esta Suprema Corte consolida el derecho al libre desarrollo de la personalidad para el uso lúdico de la marihuana”, expresó tras la votación, que él mismo impulsó a favor, el ministro presidente de la SCJN Arturo Zaldívar.

“Se confirma una vez más que los instrumentos que la Constitución tiene para la defensa de los derechos funciona y que un Tribunal Constitucional es esencial para el desarrollo de estos derechos para su defensa y para cambios sociales que difícilmente se pueden dar en sede solamente Legislativa”, añadió, en lo que fue una discreta crítica al Congreso mexicano.

Por último, Zaldívar también se refirió a los cuestionamientos que han surgido en los últimos meses contra la Corte y contra su presidencia, por una supuesta cercanía con el gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador y luego de la polémica y todavía por discutirse ampliación de su mandato en el Congreso.

“Este Tribunal reitera y reafirma una vez más que su único compromiso es con la Constitución y que actúa con plena independencia y autonomía”.

Y es que la DGI discutida y aprobada este lunes en la Corte derivó de la incapacidad tanto de la Cámara de Diputados como del Senado de llegar a un acuerdo para despenalizar y regular el consumo lúdico de la marihuana luego de la jurisprudencia en el tema que generó la SCJN.

El Congreso tuvo hasta tres prórrogas (cuatro etapas distintas desde la resolución del máximo Tribunal del país) para reformar la legislación vigente y darle paso a la libertad de consumo, pero no pudo hacerlo en los últimos años a pesar de que desde 2018 ambas Cámaras son controladas por Morena, el partido de López Obrador.

Por lo tanto, este lunes los ministros de la Corte analizaron la DGI, prevista en la Constitución mexicana, forzados por el fracaso en el Poder Legislativo. Pero en el Pleno, la votación fue hasta el último momento cardiaca.

Para aprobarse, la DGI necesitaba el voto de l menos ocho de los 11 ministros del Pleno, lo cual daba un margen para que tres de ellos se posicionaran en contra. Sin embargo, durante la discusión del proyecto realizado por la ministra Norma Piña, cuatro ministros (Alberto Pérez Dayán, Mario Pardo Rebolledo, Yasmín Esquivel Mossa y Luis María Aguilar Morales) se mostraron por la negativa.

Pero, luego de que quedaran definidas las posturas, el ministro Aguilar Morales matizó su postura y dijo que, aunque estaba en contra del consumo lúdico de la marihuana, estaba a favor de la Declaratoria General de Inconstitucionalidad, por lo que su votó se sumó a siete ministros que habían hablado a favor y el Pleno logró aprobarla.

Unos minutos antes, la intervención de Zaldívar también pudo haber sido importante. Usualmente, durante las discusiones, el ministro presidente de la Corte interviene luego de que el resto de ministros han participado. Sin embargo, como ocurrió en la sesión sobre la consulta popular para enjuiciar a ex presidentes, Zaldívar decidió argumentar su postura a favor luego de la participación de seis ministros.

Hasta ese momento, luego de la presentación del proyecto de la ministra Piña, una ola de participaciones perfilaron un voto de uno a favor y tres en contra. A continuación, Alfredo Gutiérrez Ortiz Mena y Javier Laynez Potisek equilibraron las argumentaciones para perfilarlas 3-3 en los posibles votos.

Ahí fue cuando intervino Zaldívar, mostrándose a favor de la DGI y asegurando con todas sus palabras, como ya había anunciado la semana pasada, que votaría a favor luego de la pasividad del Congreso mexicano.

A continuación, el ministro Juan Luis González Alcántara Carrancá se posicionó igualmente a favor, como lo hizo después Margarita Ríos Farjat, perfilando una votación de 6-3, a punto de conseguir la DGI. Sin embargo, la ministra Esquivel Mossa anunció su voto en contra y, a pesar de que José Fernando Franco González Salas anunció su voto a favor, había una diferencia de 7-4. Fue entonces que Aguilar Morales aclaró su voto para dejarlo en el 8-3 final.

Ahora, con la DGI aprobada por la Suprema Corte, una serie de artículos que prohibían el consumo lúdico y recreativo de la marihuana serán declarados inconstitucionales y dejarán de surtir efecto, pero su alcance podrá apreciarse recién cuando se publique el engrose del proyecto. Ante esta situación, habrá un “vacío” en ese aspecto, que solamente el Congreso mexicano podrá solucionar creando, ahora sí, una legislación que regule el consumo lúdico de cannabis.