Moscú y San Petersburgo registran récords de muertes diarias por Covid-19

Una mujer pasa por una cabina de desinfección en el acceso a un centro comercial, Moscú (Rusia), el 5 de junio de 2020. Maxim Shemetov / Reuters

 

Las autoridades rusas anunciaron el lunes un récord de muertes diarias por covid-19 en las ciudades de Moscú y San Petersburgo, una señal clara de que la situación se degrada en Rusia, golpeada de lleno por la variante Delta del coronavirus.

Según cifras oficiales, Moscú registró 124 fallecidos por covid-19 y San Petersburgo, 110 en las últimas 24 horas, superando los respectivos récords diarios que ambas ciudades habían marcado durante el fin de semana.

En el conjunto del país, se registraron 21.650 nuevos casos y 611 decesos, lo que lleva el balance oficial a más de 5,4 millones de infecciones y 133.893 muertes, la peor cifra en Europa. La agencia de estadísticas Rosstat contabiliza por su parte 270.000 fallecidos hasta fines de abril.

La capital ya había batido el domingo un récord diario, con 114 muertes.

Su alcalde Serguéi Sobianin aseguró que 2.000 personas son hospitalizadas cada día debido al covid-19 en la ciudad y que casi el 75% de camas disponibles ya estaban ocupadas.

La antigua ciudad imperial, la segunda más poblada del país y sede de varios partidos de la Eurocopa de fútbol, había alcanzado un récord de 107 decesos el sábado.

Rusia lleva varias semanas impactada por la variante Delta, más contagiosa y motivo de preocupación mundial por su rápida expansión entre personas no vacunadas.

Para contener su avance, Moscú impuso el retorno al teletrabajo de parte de la población, la vacunación obligatoria para los trabajadores del sector servicios y la creación de un pase sanitario para entrar a restaurantes.

Pero un confinamiento general, como el que se aplicó a inicios de 2020, no está contemplado actualmente en esta ciudad de 12 millones de habitantes.

Más de una decena de regiones rusas introdujeron vacunaciones obligatorias en algunos sectores de población.

La campaña de inmunización avanza lentamente en el país desde su precoz comienzo en diciembre, debido a la desconfianza generalizada de su población hacia estos fármacos.

Solo 21,8 millones de personas de una población de 146 millones han recibido al menos una dosis, según las estadísticas publicadas el lunes por la web Gogov que, a falta de estadística oficial a nivel nacional, agrega datos ofrecidos por regiones y medios. AFP