EN VIDEO: El momento en que el volcán Rincón de la Vieja hace erupción de ceniza y vapor en Costa Rica

Erupción Volcán Rincón de la Vieja. Foto OVSICORI

 

 

 

El volcán Rincón de la Vieja, ubicado en el occidente de Costa Rica, registró este lunes una erupción de ceniza y vapor que se elevó 2.000 metros sobre su cráter, informó el Observatorio Vulcanológico y Sismológico de Costa Rica (Ovsicori).

“A las 5:42 hora local (11:42 GMT) se registra una erupción en el volcán Rincón de la Vieja, con una columna que se eleva 2.000 metros sobre la altura del cráter y 3.916 metros sobre nivel del mar. La duración de la actividad es de 3 minutos”, explica un informe el vulcanólogo del Ovsicori, Geoffroy Avard.

Las autoridades han registrado caída de ceniza en las zonas cercanas, especialmente en el sector norte y noroeste en las localidades de Gavilán de Dos Ríos y Bromelias, y además se reporta olor a azufre en esas mismas zonas.

“La pluma fue una mezcla de ceniza y vapor. La erupción generó lahares en los cauces que bajan del cráter en la zona norte”, indicó el Ovsicori.

El Rincón de la Vieja, con su cráter a 1.916 metros sobre el nivel del mar, es uno de los tres volcanes más activos de Costa Rica y desde 2017 ha registrado erupciones frecuentes.

En 2018, el Rincón de la Vieja mostraba al menos entre dos y cinco erupciones mensuales; luego se recrudeció en 2019 con hasta siete erupciones por mes. Sin embargo, en 2020 y 2021 bajó su actividad.

 

 

El Ovsicori pidió a la población estar alerta, dado que muchas erupciones ocurren en la madrugada con pocas señales premonitoras por lo que pueden bajar corrientes de barro (lahares) por los ríos e incluso flujos piroclásticos.

El Rincón de la Vieja es uno de los tres volcanes que están haciendo erupciones constantes de ceniza y gases en Costa Rica.

Los otros dos son el Poás, situado 60 kilómetros al noroeste de San José, que ha incrementado su actividad desde abril de 2017, y el Turrialba (60 kilómetros al este de San José), que desde octubre del 2014 presenta actividad eruptiva.

EFE