El Consejo de Seguridad de la ONU debate sobre la ciberseguridad

ONUSEGURIDAD

 

 

 

 

 

El Consejo de Seguridad de la ONU celebra este martes su primera reunión pública formal sobre ciberseguridad, una preocupación creciente como demuestra el reciente intercambio de opiniones sobre el tema entre el presidente estadounidense, Joe Biden, y su homólogo ruso, Vladimir Putin.

En una cumbre celebrada en Ginebra, Biden fijó líneas rojas para Putin, cuyo país es acusado a menudo de estar detrás del pirateo informático. En este caso, definió 16 entidades “intocables”, desde el sector energético hasta la distribución de agua.

“Es una lista de infraestructuras críticas que todos los países tienen”, subraya un embajador europeo especializado en el tema.

“En la primera comisión de la ONU (que se ocupa del desarme), ya acordamos en 2015, hace seis años, abstenernos de cualquier actividad cibernética maliciosa contra las infraestructuras críticas de cada Estado miembro de la ONU”, añadió bajo condición de anonimato.

La reunión, impulsada por Estonia, actual presidente del Consejo de Seguridad y país líder en la lucha contra la piratería informática, se celebrará de forma virtual y a nivel ministerial.

El Consejo de Seguridad debatió el tema en el pasado, pero de manera informal, en público, o a puerta cerrada.

– “Enfoque más innovador” –

“No es un área en la que podamos esconder la cabeza y decir que no existe”, indicó un diplomático, también bajo condición de anonimato.

“Es un tema nuevo y en el Consejo de Seguridad, como siempre, es difícil” poner un tema nuevo sobre la mesa después de 76 años de tratar los temas tradicionales de paz y seguridad, añadió.

Está previsto que el secretario general adjunto de Desarme de la ONU, Izumi Nakamitsu, haga una presentación para abrir la sesión.

El objetivo de la videoconferencia, aseguró Estonia, es “contribuir a una mejor comprensión de los crecientes riesgos derivados de las actividades maliciosas en el ciberespacio y su impacto en la paz y la seguridad internacionales”.

“Como el ciberespacio es un campo de doble uso, nos encontramos en una situación compleja que no se parece a otros temas de seguridad internacional”, señaló el mismo embajador europeo.

“No es un tema habitual que pueda encajar en el ámbito del control de armas. No se puede firmar un tratado y luego simplemente verificarlo. Hay que tener un enfoque más innovador”, dijo, con la esperanza de que el debate ayude a esbozar las vías a explorar.

Varias empresas de Estados Unidos, como el grupo informático SolarWinds, la red de oleoductos Colonial Pipeline y el gigante cárnico mundial JBS, han sido objeto recientemente de ataques de ransomware, un programa que cifra los sistemas informáticos y exige un rescate para desbloquearlos.

La policía federal estadounidense los atribuyó a piratas informáticos con base en Rusia.

AFP