Milicianos de Boko Haram juraron lealtad al Estado Islámico en un video

Foto: Captura

 

Un grupo de combatientes del grupo islamista nigeriano Boko Haram prometió lealtad al grupo rival, el Estado Islámico en África Occidental (ISWAP, por sus siglas en inglés), semanas después de la muerte del antiguo líder de la organización terrorista, según un video divulgado en sus canales digitales.

Por Infobae

El video alimenta los temores de que ISWAP esté consolidando el control de la insurgencia en el noreste de Nigeria tras la muerte del líder de Boko Haram, Abubakar Shekau, el mes pasado. Pero no todos los observadores están convencidos de que el video sea una prueba de que todos los combatientes de Boko Haram están dispuestos a unirse al ISWAP.

Los grupos han mantenido una violenta rivalidad durante años y si el ISWAP absorbe a los combatientes de Boko Haram podría centrar su atención en atacar al ejército nigeriano.

Unas 350.000 personas han muerto como consecuencia de los 12 años de insurgencia y la subsiguiente crisis humanitaria, según declaró esta semana Naciones Unidas.

El video, producido por el brazo mediático oficial del Estado Islámico, mostraba fragmentos de varios centenares de hombres, muchos de ellos armados, reunidos en el monte.

Advertencia de EEUU

El lunes, el secretario de Estado norteamericano, Antony Blinken, advirtió que, a pesar de su derrota, los elementos del Estado Islámico en Irak y Siria “todavía aspiran a realizar ataques a gran escala”, por lo que instó a sus socios de la coalición antiterrorista internacional a mantener los esfuerzos en el terreno.

Junto a su homólogo italiano, Luigi Di Maio, propuso la creación de un grupo de Trabajo sobre África para integrar a los países de ese continente, donde la expansión terrorista es evidente.

Ambos coincidieron en que a pesar de los avances logrados “queda mucho por hacer” y Blinken destacó, entre las prioridades, la lucha “contra los elementos residuales en Irak y Siria”,para evitar que el ISIS recupere terreno en el territorio en el que instaló su “califato” entre ambos países y que la coalición derrotó en 2019.

Por su parte, Di Maio agradeció la presencia “como observadores invitados” de Ghana, Mozambique y Burkina Faso antes de proponer la creación de “un Grupo de Trabajo dedicado a África, que se enfrente la problemática en su conjunto (…) con la participación de los países africanos interesados en aportar su contribución. ”

“El ISIS ha sido derrotado en su dimensión territorial, pero no ha sido erradicado”, dijo el diplomático italiano. Aunque “la amenaza en Irak y Siria sigue siendo central en el compromiso de la coalición, no podemos dejar de abordar sus ramificaciones globales, especialmente en el continente africano y, en particular, en el Sahel, cuya estabilidad es crucial también para Europa y el Mediterráneo ampliado”, añadió.