Ministro de Exteriores israelí llama a la paz con árabes en primera visita de alto nivel a Emiratos

EFE/EPA/Israeli Government Press office

 

 

 

El nuevo ministro de Exteriores israelí, Yair Lapid, inició este martes un viaje oficial de dos días a Emiratos Árabes Unidos (EAU), la primera visita de un alto representante del Gobierno a este país desde que reconoció el Estado de Israel en agosto de 2020, y aprovechó para llamar a los demás países vecinos a hacer lo mismo.

“Israel está interesado en la paz con sus vecinos. Con todos sus vecinos. No nos vamos a ir a ninguna parte. Oriente Medio es nuestro hogar. Estamos aquí para quedarnos y hacemos un llamamiento a todos los países de la región para que lo reconozcan y vengan a hablar con nosotros”, aseguró en un breve discurso durante la apertura oficial de la Embajada israelí en Abu Dabi.

A pesar de que la legación diplomática lleva meses funcionando, este martes tuvo lugar una ceremonia oficial con la presencia de la ministra emiratí de Cultura y Juventud, Nora al Qaabi, y el rabino de EAU, Levi Duchman, en la que colocaron una mezuzá en la Embajada de la capital.

VIAJE “HISTÓRICO”

Lapid calificó la inauguración como un “momento histórico”, destacando que la historia “está escrita por personas que prefieren el futuro al pasado”.

“Los acuerdos los firman los líderes, pero la paz se hace entre los pueblos. Lo que firmamos hoy no es el final del proceso, sino solo el comienzo”, agregó el ministro de Exteriores, el primero que visita EAU desde la normalización de las relaciones diplomáticas hace unos 10 meses.

En este tiempo, los dos países han firmado numerosos acuerdos comerciales y de cooperación en varios sectores que ascienden a 354 millones de dólares, y más de 200.000 turistas israelíes han viajado al país del golfo Pérsico, el primero de esta región en reconocer a Israel.

“Haciendo historia: orgulloso de representar al Estado de Israel en nuestra primera visita oficial a Emiratos Árabes Unidos. Gracias por la cálida bienvenida”, tuiteó Lapid a su llegada al aeropuerto de Abu Dabi, donde fue recibido por el ministro de Estado emiratí, Ahmed Ali al Sayegh.

SILENCIO EN EMIRATOS

El martes por la tarde, Lapid se reunió con el ministro de Exteriores emiratí, Abdulá bin Zayed al Nahyan, en un encuentro de calificó de “cálido” en su cuenta de Twitter, prácticamente el único canal por el que fue difundida información de la visita, aparte de los medios israelíes.

“La paz es la opción y la tomamos juntos. Israel y Emiratos están tomando juntos el camino hacia la paz por el bien de nuestros pueblos y de toda la región”, agregó el jefe de la diplomacia.

El Gobierno y la prensa emiratíes no ofrecieron información sobre las reuniones oficiales ni sobre el viaje de Lapid, que se produce poco después de que este asumiera el cargo y de que formara un nuevo Gobierno de coalición en Israel, ya que el anterior primer ministro, Benjamín Netanyahu, canceló su visita a EAU prevista en marzo.

SIN CAMBIOS EN LAS RELACIONES

Netanyahu fue quien firmó los llamados “Acuerdos de Abraham” con los gobernantes de EAU y Baréin el pasado septiembre en la Casa Blanca, con la mediación y el patrocinio de la Administración del expresidente estadounidense Donald Trump, que también consiguió que Sudán y Marruecos reconocieran a Israel en los meses siguientes.

Los dos países del golfo Pérsico fueron los primeros en establecer relaciones con Israel, después de que Egipto y Jordania lo hicieran en 1979 y 1994 respectivamente, aunque con EAU existían desde hace años contactos más o menos públicos.

La visita de Lapid confirma que la salida de Netanyahu del Gobierno no pone en riesgo las relaciones con sus socios del golfo, tal y como aseguraron estos poco después de la formación del nuevo Ejecutivo, encabezado por el ultranacionalista Naftali Benet.

El Ministerio de Exteriores y Cooperación Internacional emiratí había felicitado a Benet y a Lapid, expresando la voluntad de “trabajar juntos para avanzar en la paz regional, reforzar la tolerancia y la coexistencia y emprender una nueva era de cooperación en tecnología, comercio e inversión”.

EFE