OFICIAL: Messi quedó libre, y después de 20 años, no le “pertenece” al Barcelona

Archivo

Leo Messi (34 años) ya no tiene contrato con el FC Barcelona. Pese a los esfuerzos de la directiva azulgrana, comandada por Joan Laporta, para cerrar un acuerdo con el crack antes de que expirase su vínculo con la entidad culé, finalmente las negociaciones no cristalizaron en un acuerdo oficial de renovación antes de que Leo acabase su contrato y hoy ya es libre.

Por: Mundo Deportivo

Fuentes del club admitieron que se trata de una situación no deseada y más teniendo en cuenta que el presidente y la junta consideran estratégica la renovación de Messi a nivel deportivo, comercial e institucional. Laporta basó parte de su campaña en la promesa de que haría todo lo posible por renovar al argentino y jugó la carta de su relación con Leo como la garantía de que las opciones de que renovase eran mucho mayores con él de presidente que con Victor Font o Toni Freixa.

Sin embargo, ni esa buena relación de Laporta con Messi y su padre, Jorge, ni la buena sintonía que admiten las dos partes que preside las conversaciones para la renovación han sido suficientes para que antes del 1 de julio, día en que Leo ya está sin contrato, se pudiese ampliar un vínculo ininterrumpido con el club que data del 8 de enero de 2001. En todo caso, Laporta, al ser preguntado a las puertas del club por la renovación de Messi ayer por la mañana quiso templar los ánimos. “Tranquilos, tranquilos”, dijo a los periodistas antes de acceder a las oficinas.

Desde la entidad barcelonista se asegura que hay una base de acuerdo entre el presidente y los Messi para que Leo firme un contrato de dos años como jugador azulgrana más otros tres de embajador del club -coincidiendo con su presumible marcha a la MLS-, nunca de diez años. Sin embargo, se admite que no hay aún un acuerdo formal a la hora de cristalizar lo hablado en los contratos porque a la que han entrado los abogados y los fiscalistas de ambas partes todo se está mirando con lupa y el proceso se está alargando más de lo deseado por la entidad culé.

En este sentido, desde el Barça se reconoce que aún hay que ponerse de acuerdo en cuanto a los pagos a Messi (su periodificación durante el nuevo contrato) y sobre la fiscalidad, algo normal dado que el crack no quiere tener más problemas con Hacienda tras el proceso que le llevó al banquillo y a una condena en 2017.

Para leer más, pulse aquí.