“Overprotected”, canción con que Britney Spears gritó que tenía un padre controlador

Foto archivo por Reuters

 

La cantante Britney Spears lleva años pasándola mal, y no fue sino hasta hace poco que decidió romper el silencio y gritarle al mundo que por mucho tiempo ha sido víctima de los abusos y explotación de su padre, James Spears Parnell, quien decidió declararla mentalmente inestable a fin de controlar su vida (y su fortuna).

Por Heraldo de México

Como muchos recordaremos, en 2008 la llamada Princesa del Pop sufrió una crisis mental que -combinada con el abuso de sustancias ilícitas y alcohol- la llevó a rapar por completo su hermosa cabellera dorada; la escena se hizo viral gracias a los medios y a las redes sociales y desde entonces, la artista comenzó con un tortuoso camino que busca terminar mediante un juicio en la Corte de Estados Unidos.

Su padre, aprovechando el mal momento por el que pasaba su famosa hija, aprovechó para pugnar por la tutela de la cantante y así poder controlarlo todo: fue responsable de que Kevin Federline, ex de Britney, se quedara con la guardia de los dos hijos que procrearon; además de que Jamie Spears la obligaba a trabajar por jornadas extenuantes, él administraba su fortuna y por si no fuera de por sí indignante el caso, medicaba a la cantante con litio, un medicamento muy agresivo que funge como inmunodepresor.

Ahora sólo depende de los jueces que la Princesa del Pop retome su vida, sea feliz y pueda recobrar el control de ésta, pues durante sus desgarradores testimonios en audiencia, confesó que desea hacer una familia, tener otro bebé y ya no estar bajo la tutela de su padre. En redes sociales las muestras de apoyo han venido de sus fans y otros famosos quienes promueven el movimiento #FreeBritney.

Para leer más, ingresa aquí