La aterradora historia de Peter Kürten: Violaba, molía a golpes y desmembraba a sus víctimas

Composición vía Clarín

 

El vampiro de Düsseldorf, nacido en Alemania bajo el nombre Peter Kürten, fue uno de los criminales más atroces que azotaron Europa entre la primera y la segunda Guerra Mundial.

Por Clarín

Hacia 1930 los diarios alemanes daban cuenta de los muertos que aparecían, con pocas semanas de diferencia, en las calles de Düsseldorf.

Por las características brutales de estos asesinatos se lo relacionó con otro criminal: Jack el Destripador, quien sembró pánico en Londres. Sin embargo, lo que sucedió en Renania del Norte, en Alemania, era mucho más atroz. El vampiro de Düsseldorf practicaba una crueldad sin límites, atacaba ferozmente a mujeres, niñas y hombres.

Peter Kürten no tenía un patrón definido, violaba, molía a golpes de martillo partes de cuerpos, degollaba y desmembraba a sus víctimas. Y tenía una particularidad por la que también pasó a la historia: bebía la sangre de los cadáveres mutilaba.

Para leer más, ingresa aquí