¿Qué implicaciones tiene en el caso de Anna y Olivia no encontrar a Tomás Gimeno?

Tomás Gimeno.

 

La justicia da por imposible hallar los cuerpos de Anna y Tomás Gimeno. Según los peritos, es una “zona crítica” para poder operar el vehículo submarino del Ángeles Alvariño por el “altísimo riesgo” de pérdida. El barco oceanográfico estará operativo hasta hoy. Localizar a Anna, de 1 año, y al padre de las niñas, Tomás Gimeno, es vital para resolver el caso.

Por antena3.com

El cuerpo de Tomás Gimeno

A esta conclusión también ha llegado el responsable de operaciones del Ángeles Alvariño, debido a lo escarpado del terreno submarino que se está rastreando. Aunque la investigación apunta a que Tomás Gimeno se suicidó tirándose al mar tras matar a sus 2 hijas, aún no se ha localizado su cuerpo, alargando un caso que podría permanecer sin resolverse durante décadas.

Si los investigadores no logran localizar el cuerpo de Tomás Gimeno, la familia tendría que esperar a los plazos para las personas desaparecidas, por lo menos 10 años, para declararle oficialmente muerto.

Es decir, si no aparece el cuerpo de Tomás Gimeno habría que esperar por lo menos 10 años desde el día que desapareció, el 27 de abril. Esa fecha fue la última vez que se vio a Tomás Gimeno con vida. Las cámaras de seguridad lo grabaron en el puerto.

Ese 27 de abril, Tomás Gimeno habría acabado con la vida de las dos niñas, probablemente en su casa. Trasladó los cuerpos a su lancha en Santa Cruz de Tenerife y se deshizo de los cuerpos en una zona cerca de la costa.

Otro de los problemas que se plantea si no se encuentra el cuerpo es el delito de asesinato. Para que prescriba el delito por matar al menos a una de sus dos hijas, Olivia, tienen que pasar por lo menos 20 años.

La jueza puede decretar el archivo provisional de la causa de asesinato, aunque si salen a luz nuevas pruebas podría reabrirse. Sobre Gimeno pesa actualmente una orden de captura internacional por asesinato.