Fitch Ratings: Reservas de divisas de Bolivia han caído a niveles “preocupantes”

Vista de la entrada del Banco Central de Bolivia | Foto cortesía

 

Las reservas de divisas de Bolivia han caído a niveles “bastante preocupantes”, lo que hace que el país sea más vulnerable a los choques externos, dijo Fitch Ratings.

lapatilla.com

“Frente a un shock nuevo, las reservas no necesariamente ofrecen la protección que necesita Bolivia para proteger su economía y su régimen cambiario”, señaló el analista de Fitch Ratings, Todd Martínez, en una entrevista en video. “Bolivia tendría que recurrir a financiamiento externo o tal vez, controles de capital”.

Las reservas internacionales de Bolivia han tenido una larga tendencia a la baja desde que los precios del gas cayeron en 2015, reduciendo los ingresos por exportaciones del país. El año pasado, las tres principales agencias de calificación crediticia hundieron más a Bolivia a grado especulativo, a medida que la economía sufría su peor caída registrada durante la pandemia, reseña la agencia Bloomberg

Las reservas de divisas del país cayeron a un mínimo de 14 años en marzo, aunque desde entonces se han recuperado ligeramente. Aún no está claro si la estabilización en las últimas semanas es temporal o un punto de inflexión, dijo Martínez. El 25 de junio, Bolivia tenía reservas por US$4.700 millones, más de la mitad en oro, de los US$6.300 millones que tenía un año antes.

Préstamo del FMI

En respuesta a preguntas escritas, el banco central de Bolivia dijo que el país tiene actualmente un nivel de reservas suficiente para cubrir siete meses de importaciones, lo que excede el “umbral internacional” de tres meses. Las reservas también cubren cinco veces las obligaciones de deuda externa a corto plazo. La reciente mejora en la balanza comercial y el aumento en las remesas están fortaleciendo las reservas de la nación, señaló el banco.

Un proyecto de ley enviado al Congreso el mes pasado, que autoriza al banco a comprar oro de producción nacional, también fortalecerá las reservas, agregó.

Parte de la caída se debió al reembolso anticipado de un préstamo del FMI a principios de este año.

Fitch pronostica una expansión de 5% este año, misma que no será suficiente para compensar la contracción de 7.7% en 2020. El crecimiento de este año es principalmente un repunte del colapso, más que algo atribuible al Gobierno del presidente Luis Arce, que asumió el cargo en noviembre pasado, dijo Martínez.

Paridad cambiaria

Arce, del partido socialista de Bolivia, ganó la presidencia de forma aplastante el año pasado. Cuando fue ministro de Economía en 2008, ayudó a introducir la paridad cambiaria de alrededor de 7 por dólar. La moneda fija, combinada con la vulnerabilidad del país a los precios cambiantes de los precios de la energía, significa que necesita un colchón de reserva más grande que algunos de sus pares, indicó Martínez.

La fortaleza de Bolivia es que tiene niveles relativamente bajos de deuda externa, lo que significa que podría pedir más créditos a prestamistas multilaterales o en los mercados internacionales, dijo Martínez. Los bonos de Bolivia con vencimiento en 2028 rinden actualmente un 6,22%.