Más de cien países cierran sus fronteras e imponen restricciones ante el avance de la variante Delta

Las autoridades de más de un centenar de naciones han tomado la decisión de cerrar sus fronteras para evitar que la variante Delta del coronavirus SARS-CoV-2 se propague de manera incontrolada, divulgan este sábado medios de prensa internacionales.

Por telam.com.ar

En la semana que concluye, Chile extendió el cierre de fronteras que ya regía para extranjeros no residentes, y advirtió a sus nacionales que solo podrán viajar al extranjero para asuntos esenciales y habrán de observar cuarentena a su regreso.

Argentina, que ya había cerrado sus fronteras terrestres, aplicó a partir desde el pasado 29 de junio una limitación a la cantidad de personas que a diario pueden ingresar al país, fijándolo en 600 ciudadanos.

En la nación suramericana se mantienen suspendidos los vuelos procedentes de Reino Unido, Irlanda del Norte, Chile, Brasil, India, Turquía y los países africanos.

Tanto Brasil como Paraguay, Perú, Colombia y Ecuador, permiten el ingreso previa presentación de un test PCR con resultado negativo, aunque varía la cantidad de días de anticipación de un caso a otro. Excepto Brasil, los demás exigen al viajero realizar cuarentena al llegar.

Variante Delta
Las cuarentenas de viaje también fueron restablecidas en varias zonas de Europa, como Reino Unido, Alemania y Francia, aunque este último adoptó la política de aceptar a ciudadanos de otras naciones europeas y de un número limitado de países.

De acuerdo con medios de prensa, que citan cifras manejadas por el Gobierno de Argentina, un total de 101 países tienen sus fronteras cerradas (excepto para nacionales y residentes) y en otros 113 estas se mantienen abiertas, aunque con limitaciones.

Entre los requisitos para ingresar están acreditar vacunación completa, presentar una prueba PCR o de antígeno con resultado negativo y la cuarentena de viaje.

El director general de la Organización Mundial de la Salud, doctor Tedros Adhanom Ghebreyesus, informó el pasado viernes en conferencia de prensa que la variante Delta tiene presencia ya en casi 100 países.

Expertos consideran que esta cepa del coronavirus, notificada por vez primera en la India y declarada como preocupante el 15 de junio pasado, tiene mayor potencial de trasmisión y de manifestación por parte del paciente infectado de síntomas más graves en corto periodo de tiempo.

La Organización Mundial del Turismo de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) y la Conferencia sobre Comercio y Desarrollo, pronostican en un informe que a nivel mundial la industria de turismo perderá 4 billones de dólares y podría recuperar los niveles de actividad anteriores a la pandemia hacia 2023.

Reino Unido

Es decir que el Reino Unido no permitirá a sus ciudadanos viajar a ninguno de sus destinos de veraneo favoritos a menos que se sometan previamente a un test en el aeropuerto de origen y a otros dos a la vuelta, al mismo tiempo que les exigirá cuarentena al regreso de sus vacaciones.

España

España, por su parte, habilita el ingreso a todos los viajeros que presenten un documento de salud que diga que cumple con algunos de los tres requisitos exigidos: pauta completa con alguna de las vacunas aprobadas por la Agencia Europea de Medicamentos (EMA) o la OMS, test negativo en las 48 horas previas al viaje o certificado de superación de la enfermedad.

Alemania

Alemania, en tanto, prohibió el ingreso a los viajeros desde Portugal y Rusia, que solo serán admitidos en caso de ser alemanes o que tengan permiso de residencia en el país. En cualquier caso, deben hacer cuarentena.

Francia

Francia, por su parte, solo abre las puertas a los ciudadanos europeos y a los de un número limitado de países que para ingresar deben presentar un test negativo y autoaislarse al llegar.

Estados Unidos

Estados Unidos recibe viajeros de la mayoría de los países y les exige un test negativo. Algunos estados piden cuarentena.

China

China, en cambio, mantiene las fronteras cerradas a extranjeros sin permiso de residencia y sólo permite entrar a sus nacionales con un test negativo realizado en las 72 horas previas además de exigirles realizar cuarentena.

Japón

Japón, que desde el comienzo del año viene planificando su estrategia para poder realizar los Juegos Olímpicos de Tokio, suspendidos el año pasado por la pandemia, prohíbe el ingreso a extranjeros, salvo residentes o casos humanitarios esenciales.

Pese a los cuidados, en las últimas semanas detectó varios casos de Covid-19 entre los atletas extranjeros que ya se encuentran en el país.

Tailandia

Tailandia es de los más estrictos: las fronteras terrestres están cerradas, pero llegan vuelos internacionales. Los viajeros necesitan un permiso para ingresar expedido por la embajada y aún así deben hacer cuarentena en hoteles autorizados por el Gobierno y pagados por ellos mismos, además de presentar un test negativo y un seguro de viaje y de salud.

Chile

En la región, en tanto, Chile sobresalió esta semana al renovar el cierre de fronteras que ya regía en el país para extranjeros no residentes y restringió la salida de sus nacionales, que solo podrán abandonar el país por asuntos esenciales y al regresar estarán obligados a hacer cuarentena.

En cualquier otro caso, el Gobierno advirtió que “la persona que sale no vuelve”.

Brasil

Brasil, por su parte, permite el ingreso con la presentación de un test negativo realizado 72 horas antes y en algunas ciudades se exige cuarentena, al igual que Bolivia.

Paraguay, Perú y Colombia

Paraguay, Perú y Colombia, en tanto, dejan ingresar a cualquier persona que presente un test negativo. En el caso de los dos primeros debe estar realizado con 72 horas de anticipación mientras que en el último caso se hace unas horas antes y si el resultado no está listo, las aerolíneas los pueden aceptar, pero deben testearse y hacer cuarentena al llegar.

Ecuador

Ecuador exige un test negativo con no más de 96 horas de anticipación o certificado de vacunación completa y cuarentena al llegar.

Según un informe de la Organización Mundial del Turismo de la ONU y la Conferencia sobre Comercio y Desarrollo, la industria de turismo perderá 4 billones de dólares en el mundo y no volverá a los niveles de la prepandemia antes de 2023.