Once muertos en Camboya tras beber licor intoxicado en un funeral

Once personas murieron en Camboya tras beber un vino de arroz presuntamente tóxico en un funeral, dijo este domingo un oficial de policía, en un nuevo episodio mortal vinculado a la elaboración de alcohol artesanal en este país.

En los últimos dos meses, más de 30 personas han muerto en tres incidentes relacionados con licores de arroz que contenían metanol, un líquido altamente tóxico que puede causar ceguera si se ingiere.

Desde el viernes, once personas fallecieron y otras diez fueron hospitalizadas tras beber un vino casero en un funeral en la provincia costera de Kampot, a unos 155 kilómetros de la capital Phnom Penh.

“Las víctimas padecían mareos tras beber el licor”, dijo un oficial de policía a la AFP, precisando que se tomaron muestras del vino para su análisis.

El vino de arroz artesanal es muy popular en zonas rurales de Camboya para bodas, celebraciones o funerales como una alternativa barata al alcohol producido y comercializado en el circuito formal.

Pero existe poca regulación ante esta actividad y son habituales los titulares de intoxicaciones masivas, incluso mortales, derivadas de este tipo de eventos.

El mes pasado, al menos 15 productores y vendedores de vino de arroz fueron detenidos, mientras el ministerio de Salud pide a la población no ingerir estos licores. AFP