Alarma en Cuba ante la llegada de la tormenta Elsa

Trayectoria de la tormenta tropical Elsa por el Mar Caribe

 

 

 

La Defensa Civil (DC) de Cuba elevó de la fase de “alerta” a la de “alarma” la situación de las provincias occidentales de La Habana y Mayabeque, ante la proximidad de la tormenta tropical Elsa que en las próximas horas cruzará de sur a norte el territorio centro oeste del país caribeño.

El centro de Elsa estaba localizado hoy a las 9:00 hora local (13:00 GMT) a unos 80 kilómetros en los mares al sur de Playa Girón, en provincia occidental de Matanzas, según el último boletín del Instituto de Meteorología (Insmet).

El ciclón avanza a una velocidad de 22 kilómetros por hora y según el pronóstico es posible que se incremente ligeramente su intensidad antes de tocar tierra cubana, después del mediodía de hoy, por la Ciénaga de Zapata, en la costa sur de Matanzas, provincia situada a unos 100 kilómetros de la capital.

Se espera que Elsa salga de Cuba esta noche por un punto no precisado entre Matanzas, provincia con 690.000 habitantes, y La Habana, con 2,2 millones.

Elsa, que ahora se acompaña de vientos sostenidos de 100 kilómetros por hora y abundantes lluvias, debe debilitarse al entrar en el territorio de la isla, de acuerdo a las previsiones del Insmet.

Por su cercanía a Cuba, la DC también decidió establecer la fase de alerta para la provincia de Artemisa, ubicada en su zona más occidental.

En las regiones central y occidental, los vientos se sentirán con fuerza de tormenta tropical, con velocidades entre los 60 y 75 kilómetros por hora y con rachas superiores de hasta 100 kilómetros por hora, mientras las lluvias afectan ya el centro y se extenderán a la zona oeste con el avance del sistema.

Varios miles de personas que viven en lugares con peligro de inundaciones o cuyas viviendas no son seguras han sido evacuadas a centros estatales habilitados para estas contingencias o se han cobijado en casas de familiares y amigos.

Las autoridades de la DC han pedido a la población mantenerse informada a través de los medios de comunicación o las cuentas oficiales de las redes sociales, y a cumplir con las medidas e indicaciones orientadas por ese organismo.

Esta tormenta, que durante su tránsito por las Antillas Menores se convirtió en el primer huracán de la actual temporada de ciclones del Atlántico, ha ido girando al noroeste.

Elsa pasó ayer domingo cerca de las costas sureñas de las provincias orientales de Guantánamo, Santiago de Cuba y Granma, donde hasta ahora solo se han reportado afectaciones en la agricultura y el servicio eléctrico, de acuerdo con datos preliminares divulgados por medios estatales.

La actual temporada de ciclones en el océano Atlántico -desde el 1 de junio hasta el 30 de noviembre- se prevé más activa, con un pronóstico de varios huracanes que circularán por la región y una probabilidad del 85% para Cuba de ser golpeada por alguno de ellos.

La última ocasión en que un huracán de grandes dimensiones afectó a Cuba fue en 2017, cuando Irma recorrió la costa norte de la isla de oriente a occidente dejando 10 muertos y pérdidas materiales cuantificadas en 13.185 millones de dólares en viviendas, infraestructuras y en los sectores agrícola y ganadero, según datos oficiales.

EFE