España, Alemania y Suecia llaman al desarme nuclear tras años de retrocesos

Los ministros de Exteriores de España, Arancha Gonzlez Laya (c); Alemania, Heiko Maas (2i); Suecia, Ann Linde (2d); Kazajistán, Mukhtar Tileuberdi (d), y de Jordania, Ayman al Safadi (i), posan para la foto de familia de la reunión ministerial de la Iniciativa de Estocolmo para el Desarme Nuclear, encuentro que se celebra este lunes en Madrid con representantes de dieciséis países. EFE/Zipi

 

 

 

 

España, Alemania y Suecia llamaron este lunes en una carta conjunta al desarme nuclear y exigieron el fin de las pruebas con armamento atómico al percibir con alarma los retrocesos en este ámbito de los últimos años.

Los ministros de Exteriores de España, Alemania y Suecia, Arancha González Laya, Heiko Maas y Ann Linde, respectivamente, publicaron este mensaje ante la reunión ministerial de la Iniciativa de Estocolmo para el Desarme Nuclear, encuentro que se celebra este lunes en Madrid con representantes de dieciséis países.

“Necesitamos avances más que nunca”, aseguran los tres y bosquejan con preocupación la situación actual, aunque también ven algunos elementos para el optimismo.

“Los acuerdos de desarme nuclear y no proliferación se han ido erosionando progresivamente en los últimos años. Nuevas tensiones y desconfianzas entre potencias globales han acelerado la ampliación de los arsenales atómicos”, denuncian los ministros, que añaden el riesgo que suponen las pretensiones nucleares de Irán y Corea del Norte.

También ven alguna señal positiva, como la prórroga del acuerdo Nuevo START a principios de año y las llamadas a la contención y la voluntad de diálogo en este ámbito que demostraron en su reciente encuentro los presidentes de EEU y Rusia, Joe Biden y Vladímir Putin.

“Aplaudimos expresamente todos estos avances positivos, pero llamamos a todas las potencias nucleares a dar nuevos y decididos pasos hacia el desarme”, afirman González Laya, Maas y Linde.

Les piden restar importancia a sus capacidades nucleares en sus estrategias de seguridad, a rebajar el riesgo de un conflicto nuclear, a reducir los arsenales y a “sentar las bases para una nueva generación de acuerdos para el control del armamento” nuclear.

Además, exigen “acabar de una vez” con las pruebas nucleares con la entrada en vigor del acuerdo para la prohibición de estas prácticas y mejorar las “capacidades de verificación del desarme nuclear” a nivel global, para que sus análisis sean “sólidos y creíbles”.

A la Iniciativa de Estocolmo pertenecen, además de Suecia, Alemania y España, Argentina, Canadá, Corea del Sur, Etiopía, Finlandia, Indonesia, Japón, Jordania, Kazajistán, Nueva Zelanda, Noruega, Países Bajos y Suiza.

El encuentro en Madrid pretende analizar la situación actual del régimen internacional de desarme y no proliferación nuclear, y revisar las prioridades para fortalecer el Tratado de No Proliferación (TNP).

“Por el bien de toda la Humanidad”, concluye la carta, “debemos asegurarnos de que las armas nucleares jamás vuelvan a emplearse.

EFE