Régimen de Ortega detuvo al líder estudiantil Lesther Alemán

Foto archivo por EFE/Jorge Torres

 

El líder estudiantil nicaragüense Lesther Alemán, que increpó al jefe de Estado de Nicaragua, Daniel Ortega, durante el inicio de un fallido diálogo nacional hace tres años, fue detenido la noche de este lunes, denunció la Alianza Universitaria Nicaragüense (AUN), a la que pertenece.

Por Infobae

“El día 5 de julio es detenido quien llevó la voz de todos los nicaragüenses a enfrentar a Ortega”, informó AUN en una declaración.

La Policía Nacional no ha confirmado ni negado de momento esa aprehensión.

Otro dirigente estudiantil, Max Jérez, también fue detenido la noche de este lunes, dijo en un audio Dolly Mora Ubando, que también pertenece a esa alianza universitaria.

Antes de su detención, Jérez escribió un mensaje en su Twiter en el que afirmó: “En estos momentos la policía del régimen está ingresando a la casa de seguridad donde me resguardo”.

“Ni la represión ni la cárcel va a detener la fuerza del pueblo nicaragüense. Seguiremos y seremos libre porque aún hay esperanza”, agregó.

Alemán dijo que Ortega es “una fiera herida”

En una entrevista telemática el pasado viernes con la agencia EFE, el líder estudiantil Alemán dijo que Ortega es una “fiera totalmente herida” que ha cruzado las líneas rojas y es capaz de todo, y que, en medio de la actual “cacería” de arrestos contra líderes políticos opositores, se había preparado para dos escenarios: la cárcel o la muerte.

Alemán, de 23 años, que saltó a la palestra pública por encarar en una transmisión televisada en vivo a Ortega, el líder del Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN), próximo a cumplir 76 años, confesó en la entrevista que no valoró lo que significaría irrumpir al antiguo guerrillero marxista y “haber hecho mortal a quien una vez creyeron era divino”.

Consultado si por haber increpado a Ortega, a quien le pidió su rendición, lo convertía en un “blanco”, Alemán respondió: “Te quiero afirmar algo en esa pregunta. Lo volvería a hacer cuantas veces fueran necesarias porque siento que hice valer un derecho que tengo como nicaragüense: cuestionar al poder”.

“No valoré que iba a significar increpar a Ortega, y al no valorarlo luego me asusté de convertirme en algunas encuestas en la segunda persona más odiada y más conocida del país”, agregó el líder estudiantil, que dijo sorprenderle el “nivel de odio” hacia él de parte de simpatizantes sandinistas, policías y “paramilitares”.

Alemán dijo que temía por su vida y por eso preparó a sus padres, que se encuentran en el exilio, para “dos escenarios: la cárcel o la muerte”, y que él se iba a quedar en Nicaragua y enfrentaría las consecuencias. “Al no tener nada y ya al haberlo perdido todo, lo único que me queda es mi país”, sostuvo.

La ola de detenidos

Nicaragua vive semanas convulsas tras las detenciones de líderes opositores -entre ellos seis aspirantes a la Presidencia- que se producen de cara a las elecciones generales del 7 de noviembre en las que Ortega, en el poder desde 2007, busca la reelección por cinco años más.

La Policía de Nicaragua mantiene bajo arresto a los aspirantes presidenciales de la oposición Cristiana Chamorro, Arturo Cruz, Félix Maradiaga, Juan Sebastián Chamorro, Miguel Mora y Medardo Mairena, a quienes acusa de “traición a la patria”.

Además, a dos ex vicecancilleres, dos históricos ex guerrilleros sandinistas disidentes, un dirigente empresarial, un banquero, una ex primera dama, cinco dirigentes opositoras, un periodista, dos ex trabajadores de una ONG, y un conductor de Cristiana Chamorro.

El mandatario, que retornó al poder en 2007 tras coordinar una Junta de Gobierno de 1979 a 1984 y presidir por primera vez el país entre 1985 y 1990, ha acusado a los líderes opositores de intentar derrocarlo con el apoyo de los Estados Unidos y los ha tildado de “criminales”.