Hallan restos del avión que desapareció en el extremo oriente de Rusia

El aparato, un bimotor turbohélice, había despegado de Petropavlosk de Kamchatka. GOOGLE

 

Equipos de rescate rusos localizaron este martes el lugar donde se estrelló un avión de pasajeros con 28 personas a bordo que había desaparecido de los radares unas horas antes, cuando iba a aterrizar en la remota península de Kamchatka, en el extremo oriente del país.

La búsqueda se interrumpió al anochecer, dijeron fuentes del ministerio de Situaciones de Urgencia, pero las esperanzas de encontrar supervivientes eran casi nulas, informaron las agencias de prensa rusas.

El gobernador de Kamchatka, un enorme territorio escasamente poblado pero popular entre los turistas por sus volcanes y su naturaleza salvaje, dijo que se encontró fuselaje en la zona costera del mar de Ojotsk.

“Visiblemente hubo una catástrofe durante el aterrizaje”, afirmó en un vídeo publicado en la web del gobierno regional.

La agencia rusa de transporte aéreo, Rosaviátsia, dijo un poco antes en un comunicado que los restos fueron encontrados a las 21h06 (09h06 GMT) pero que el trabajo de los socorristas “se vio dificultado por la geografía del terreno”.

El avión, un Antónov An-26 de diseño soviético, volaba desde la capital de la región, Petropavlovsk-Kamchatski, hacia la ciudad costera de Palana cuando dejó de transmitir a las 15h40 (03h40 GMT), dijo a la AFP la fiscal regional Valentina Glazova.

Las autoridades explicaron que se perdió la comunicación a nueve kilómetros del aeropuerto y 10 minutos antes de la hora prevista de aterrizaje. El Antónov estaba operado por una pequeña compañía local.

– Niebla espesa –

La mayoría de los pasajeros eran de Palana, una ciudad de menos de 3.000 habitantes. Entre ellos la jefa de la administración municipal y un niño.

Los medios rusos publicaron un vídeo del ministerio de Situaciones de Emergencia que muestra la escena del accidente y en el que se ve una gran mancha negra en un acantilado.

La flota rusa del Pacífico, citada por la agencia Interfax, informó que el fuselaje fue encontrado en varios trozos en la cima de una colina y en el mar, mientras que las agencias rusas dijeron, citando a los rescatistas, que el avión intentó aterrizar dos veces en medio de una intensa niebla y fuertes vientos.

La agencia de aviación Rosaviátsia, citada por los medios rusos, indicó que había niebla en el aeropuerto y que “las montañas de la zona estaban ocultas por las nubes” cuando el avión se aproximó.

Palana ya había sido escenario de un accidente mortal en septiembre de 2012 cuando, en medio de la niebla, la tripulación de un Antónov An-28 no siguió los procedimientos de aproximación y el avión se estrelló matando a 10 de los 14 ocupantes. Se encontró alcohol en la sangre de los dos miembros de la tripulación.

– Problemas de seguridad –

Según datos de sitios especializados, el Antónov An-26 desaparecido el martes había entrado en funcionamiento hace 38 años, en 1982.

El An-26, diseñado para ser el avión de transporte de las fuerzas militares soviéticas y sus aliados, se fabricó de 1969 a 1986 y también se desarrolló para uso civil. Sufrió numerosos accidentes mortales, el último en Kazajistán en marzo, en el que murieron cuatro militares.

En septiembre de 2020, 26 personas, la mayoría estudiantes de una academia militar, murieron en un accidente cerca de Járkov, en el este de Ucrania. Un An-26 militar ruso también se había estrellado al aterrizar en marzo de 2018 en la base rusa de Hmeimin en Siria, matando a los 39 militares que iban a bordo.

Rusia, conocida durante mucho tiempo por sus accidentes aéreos, mejoró notablemente su seguridad aérea a partir de los años 2000, cuando las principales compañías abandonaron sus vetustos aparatos soviéticos por otros más modernos.

Pero la falta de mantenimiento y las normas de seguridad laxas siguen siendo un problema y los accidentes son frecuentes, especialmente en las zonas remotas del país. EFE