Alerta en Nicaragua: Solicitan la acción inmediata de la Comunidad Internacional por crímenes de lesa humanidad

Foto de archivo ilustrativa de un grupo de personas manifestándose contra el presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, en Managua. REUTERS/Oswaldo Rivas

 

 

 

El día de ayer, 5 de Julio, la dictadura de Daniel Ortega detuvo arbitrariamente a los líderes del Movimiento Campesino Medardo Mairena (precandidato presidencial) Fredy Navas, Pedro Menas y Pablo Morales, y a los dirigentes estudiantiles Lesther Alemán, Max Jerez Meza, Dolly Mora Ubago y Judith Mairena, quienes se suman a los líderes sociales y los otros 6 candidatos presidenciales que han sido detenidos en días pasados.

El régimen criminaliza a los disidentes y acusa a los precandidatos presidenciales de delitos comunes, práctica común en los regímenes totalitarios que justifican o pretenden justificar ante la comunidad internacional la violación masiva de DDHH y la represión sistemática contra la población civil.

El régimen de Daniel Ortega ha cometido Crímenes de Lesa Humanidad desde Abril del 2018, ejecutando, en el marco de la persecución sistemática, Asesinatos, Detenciones Arbitrarias, Torturas y Tratos Crueles y Desaparición Forzada de opositores.

Organizaciones Regionales y Universales de DDHH como la Comisión Interamericana de DDHH y la Oficina de la Alta Comisionada de DDHH de Naciones Unidas han denunciado estos crímenes. La Organización de Estados Americanos, la Comisión Europea, Parlamentos Regionales y Nacionales, así como Gobiernos de países democráticos, han exigido el cese de la represión y la liberación de los detenidos.

El pasado 15 de Junio, el Consejo Permanente de la OEA aprobó una resolución expresando su alarma ante el deterioro político, condenando el arresto y acoso a los precandidatos presidenciales, partidos políticos y medios de comunicación independientes, pidiendo su liberación. Además, demandaron reformas electorales para garantizar que comicios de noviembre sean libres y transparentes.

El régimen de Ortega ha dejado claro, que ni acata resoluciones ni peticiones de ningún organismo regional o universal, y que se dirige a realizar unas elecciones sin candidatos que representen a la oposición, sin reformas electorales creíbles, convirtiendo este proceso en un acto de ratificación en el cargo del Dictador.

El Secretario General de la OEA, Luis Almagro, ha pedido a los países que conforman dicha organización a suspender la participación de Nicaragua de este organismo regional, mediante la activación de los mecanismos necesarios que indica el articulo 21 de la Carta Democrática Interamericana.

Desde el Instituto CALSA, hacemos un llamado a todos los Organismos Regionales y Universales y a los Gobiernos Democráticos del Mundo para que avancen en la denuncia y acciones que determinen castigos ejemplarizantes contra el régimen de Ortega y su estructura criminal, suspendiendo su participación en espacios democráticos como la OEA y revisando las relaciones diplomáticas y económicas con la dictadura.

Nota de Prensa