Biden presionado en EEUU para actuar contra hackers rusos

Biden durante la reunión con las autoridades de Florida (REUTERS / Kevin Lamarque)

Altos funcionarios estadounidenses se reunieron en la Casa Blanca el miércoles para evaluar acciones dirigidas a detener los ataques de ransomware, mientras aumentaba la presión sobre el presidente Joe Biden para que tome medidas contra Rusia por los recientes ciberataques.

Días después de que cientos de empresas en Estados Unidos y unas 1.500 en todo el mundo vieran sus sistemas informáticos secuestrados aparentemente por el grupo de ransomware REvil, con sede en Rusia, hubo llamados a realizar contraataques duros por parte de los cibersoldados del Pentágono y también reclamando más sanciones contra Moscú.

La reunión en la Casa Blanca, de la que participaron funcionarios de los Departamentos de Estado, de Seguridad Nacional, de Justicia e Inteligencia, también siguió a las noticias de que presuntos piratas informáticos rusos habían intentado irrumpir en los sistemas del Comité nacional del opositor Partido Republicano.

Después de la reunión, Biden declaró a los periodistas que enviaría un mensaje al presidente ruso, Vladimir Putin, sobre el tema, sin ofrecer ningún detalle al respecto.

La portavoz de la Casa Blanca, Jen Psaki, dijo que la reunión de este miércoles fue sobre un “esfuerzo de todo el gobierno para actuar ante los ataques de ransomware”.

“El presidente tiene un abanico de opciones si decide tomar acción” contra los atacantes, añadió.

Psaki, sin embargo, no dijo qué pasos está considerando tomar Biden.

– Llamado a más sanciones –

Pero a medida que los ataques continuaron tres semanas después de que Biden planteó el tema en conversaciones directas con Putin en una cumbre en Ginebra, hubo más pedidos para que el gobernante estadounidense tomara represalias.

En un artículo de opinión del diario The Washington Post el miércoles, el experto en ciberseguridad Dmitri Alperovitch y el experto en Rusia del Wilson Center, Matthew Rojansky, instaron a Biden a sancionar a las empresas rusas de petróleo y gas, una de las principales fuentes de financiación de Moscú.

“Antes de que estos devastadores ataques de ransomware se conviertan en algo rutinario, el presidente Biden debe presentar una demanda tranquila pero contundente: el presidente ruso Vladimir Putin debe poner fin de inmediato a esta actividad o Washington endurecerá las sanciones a la economía rusa”, escribieron.

Un grupo de legisladores republicanos de la Cámara de Representantes dijo en un comunicado que los continuos ataques cibernéticos dejan en claro que Putin ha “ignorado” las advertencias de Biden.

“Putin no detendrá a estos criminales a menos que sepa que enfrentará consecuencias reales y graves si no lo hace”, opinaron.

– Rescate de 70 millones de dólares –

De su lado, Psaki señaló que personal de seguridad nacional de alto nivel de la Casa Blanca había comunicado su preocupación a sus pares rusos.

Y los funcionarios de seguridad cibernética de Estados Unidos y Rusia tienen programado reunirse la próxima semana para abordar el problema del ransomware.

Pero el ataque de REvil más reciente sugirió que Moscú no ha tomado medidas para dominar a los ciberdelincuentes.

El miércoles, en su “Happy Blog” en la dark web, REvil continuó publicando datos privados de empresas cuyas computadoras invadieron para presionarlas a pagar un rescate.

El grupo también se ha ofrecido a liberar públicamente la clave para desbloquear todos los datos de las empresas a cambio de un pago único de 70 millones de dólares.

Cuando se le preguntó sobre las represalias, la secretaria de prensa de la Casa Blanca dijo que los funcionarios aún son cautelosos a la hora de atribuir la culpa de los ataques más recientes y no garantizaron que el gobierno ruso sea directamente responsable de ellos.

El portavoz del Pentágono, John Kirby, adelantó el martes que no hablarían sobre las capacidades o acciones específicas de su Cyber Command, que puede llevar a cabo ataques ofensivos y de represalia en línea.

“Todos somos conscientes de estas crecientes amenazas a la seguridad nacional, así como a la infraestructura civil”, dijo Kirby.

“Creemos que … una respuesta de Estados Unidos a esas amenazas tiene que ser de todo el gobierno” y que no puede ser apenas una responsabilidad militar, agregó. AFP