El Gobierno francés teme “una cuarta ola rápida” y quiere más vacunación contra el Covid-19

Gabriel Attal

 

 

El portavoz del Gobierno francés, Gabriel Attal, hizo este miércoles un llamamiento a la población para que se vacune masivamente porque “el riesgo de una cuarta oleada rápida está aquí”, a la vista de la evolución en países vecinos como España.

Attal, que compareció en conferencia de prensa al términos de un Consejo de Defensa dedicado a la pandemia y de un Consejo de Ministros presididos por Emmanuel Macron, anunció que se van a “reforzar los controles” sobre el certificado sanitario para los viajeros que llegan del extranjero.

En particular, precisó, con las compañías aéreas. Una forma de reconocer la existencia de fraudes y el recurso a test falsos.

En contra de algunas informaciones previas, no hubo un endurecimiento del régimen de entradas desde países vecinos como España, en los que el número de contagios está subiendo fuertemente, aunque el próximo lunes la cuestión se planteará en un nuevo Consejo de Defensa que también abordará una aceleración de la vacunación.

El portavoz del Ejecutivo se limitó, por el momento, a constatar que “en España, y más específicamente en Cataluña, la tasa de incidencia se ha disparado” y se han establecido nuevas restricciones, lo mismo que en Portugal ante la expansión de la variante delta.

Sobre Francia, contó que esa variante más contagiosa ya representa más del 40 % de los nuevos casos, que la incidencia en la última semana ha crecido en once regiones y que en particular en Ile de France la situación “empeora rápidamente”. Sobre todo en París, donde los contagios han subido un 91 % en una semana.

El Ejecutivo está realizando consultas con vistas a legislar para establecer la obligatoriedad de la vacuna para el personal sanitario que está en contacto con personas frágiles, en particular en las residencias de ancianos, porque una parte importante del personal allí no se ha inmunizado.

Attal, que reconoció que eso está mejorando -el porcentaje de trabajadores de residencias que han recibido una primera dosis ha pasado del 52 % al 60 % en un mes-, insistió en que “la vacunación es la llave maestra para evitar nuevas restricciones”, sobre todo ahora que se dan “las primicias de un nuevo repunte epidémico”.

Preguntado sobre la pertinencia de dar marcha atrás en la desescalada como ya se está haciendo en España y Portugal, respondió que “por ahora tenemos una situación sanitaria más favorable” que ofrece margen pero “trabajamos en todos los escenarios” para contener una nueva ola.

En cuanto a la posibilidad de anular la reapertura de las discotecas, prevista para este viernes, hizo notar que eso se hará con “un protocolo sanitario extremadamente riguroso” ya que los clientes tendrán que presentar el certificado sanitario.

Es decir, probar que han terminado el protocolo de vacunación, que han superado la enfermedad o que disponen de un test negativo reciente.

El portavoz avanzó que “habrá muchos controles para verificar que el certificado sanitario se utiliza bien” y también que se cumplen el resto de las reglas de aforo y de otro tipo. Y para los que no los respeten, se dictarán cierres administrativos.

La patronal del sector ha indicado que un 75 % de las discotecas no abrirán porque en las condiciones que les ha impuesto el Gobierno no les sale a cuenta.

EFE