El escandaloso e inexistente penalti que decidió el pase de Inglaterra a la final: No era falta y habían dos balones en el campo

El penalti sobre Sterling contra DinamarcaEFE

 

 

 

Inglaterra vuelve a la gran final de un torneo por primera vez desde 1966 y al igual que ocurriese en aquella victoria contra Alemania en su Mundial, lo ha hecho con mucha polémica. Un penalti muy dudoso desató las protestas de los futbolistas daneses y de seguidores en redes sociales. Además, sirvió a los de Southgate para adelantarse y matar el partido.

En la segunda parte de la prórroga Dinamarca vio como se sancionaba con penalti una internada de Sterling en el área por un contacto de Maehle, cuando la rodilla del danés impacta con la pierna de su rival. Sin embargo, a simple vista este no parece ser suficiente para desequilibrar al extremo inglés, sobre todo, después de ver cómo a lo largo de todo el torneo los colegiados han sido muy rigurosos para señalar penalti.

Así anotó Harry Kane el polémico penalti

 

 

El VAR revisó la acción y pese a la incredulidad danesa, esta terminó siendo ratificada como pena máxima. De hecho, en vista del revuelo causado y de la dificultad de la acción, la realización tuvo que emitir la toma en concreto con la que el VAR validó el penalti para intentar convencer al público de la decisión del árbitro.

No obstante, la polémica no terminó ahí ya que en la misma jugada ha trascendido otro detalle que podría haber invalidado la acción. Un segundo balón se había colado en el terreno de juego y prácticamente segundos antes del penalti, ambos están muy cerca. El reglamento indica que el juego deberá ser detenido si se da esta circunstancia y la segunda pelota interfiere en el juego, algo que no consideró el árbitro.

 

 

Con información de 20 MINUTOS