JJOO Tokio 2020 se celebrarán sin espectadores por emergencia sanitaria

Tokio 2020

 

 

 

El primer ministro japonés, Yoshihide Suga, anunció este jueves que se declarará de nuevo el estado de emergencia en Tokio ante el aumento de los casos de covid-19 y que permanecerá en vigor durante los Juegos Olímpicos. A solamente dos semanas de la ceremonia inaugural del 23 de julio, las infecciones por coronavirus aumentan en la capital japonesa, concretamente las contaminaciones por la variante Delta. «Vamos a declarar el estado de emergencia en Tokio», dijo Suga en una reunión de gobierno dedicada a las medidas sanitarias, añadiendo que durará hasta el 22 de agosto. Los Juegos Olímpicos se celebrarán hasta el 8 y, por tanto, una de las primeras medidas ha sido la de no permitir la presencia de espectadores en las gradas. Así lo reseñó ABC.

Sin embargo, el gobierno podrá aligerar las restricciones si los efectos de las vacunaciones provocan una mejora de la situación sanitaria, como ha asegurado el ejecutivo nipón, pese a que solo el 15% de la población ha recibido la vacuna. Por otra parte, el presidente del Comité Olímpico Internacional (COI), Thomas Bach, llegó esta mañana a Japón, donde tiene previsto participar en una reunión sobre la cuestión de los espectadores con el comité organizador local, representantes del gobierno japonés y del municipio de Tokio.

Pese a todo, en Japón, las medidas de emergencia contra el coronavirus son mucho menos estrictas que los confinamientos impuestos en otras partes del mundo, e incluyen limitar la venta de alcohol y obligar los bares y restaurantes a cerrar temprano. Pero las restricciones también se dirigen a eventos culturales y deportivos, un tema clave a dos semanas de la inauguración de los Juegos. Se esperan unos 11.000 deportistas de cerca de 200 países en los Juegos de Tokio, que fueron aplazados el año pasado a causa de la pandemia.

En la cuestión del público en los juegos y según Nishimura, el nuevo estado de emergencia sanitaria establecerá un límite de 5.000 espectadores o el 50% del aforo de un recinto, la cifra que sea menor. Pese a esto, la dificultad de ver las gradas con público en la cita olímpica se hace mayor cada día.

Aunque el archipiélago japonés se vio relativamente poco afectado por la pandemia de covid-19, con unas 14.900 muertes registradas oficialmente desde principios de 2020, su programa de vacunación avanza muy lentamente. Poco más del 15% de la población se ha vacunado por completo hasta ahora, y los expertos temen que la variante Delta pueda provocar una nueva ola que sature los hospitales de Japón.