Alcalde de Madrid pide ayuda a Iberoamérica para combatir el populismo

El alcalde de Madrid y portavoz nacional del PP, José Luis Martínez-Almeida

 

 

 

El alcalde de Madrid y portavoz nacional del PP, José Luis Martínez-Almeida, ha pedido ayuda este viernes a Iberoamérica para combatir el populismo, ya que varias de sus naciones lo han sufrido y visto sus consecuencias sobre la falta de libertades.

Martínez-Almeida ha inaugurado el XIV Foro Atlántico, “Iberoamérica: Democracia y Libertad en tiempos recios”, un espacio de análisis sobre las continuas transformaciones que sufren tanto América como España y cómo sus marcos políticos y sociales afectan a uno y otro lado del Atlántico, en la que participan varios presidentes, expresidentes, diputados e intelectuales.

Ha advertido de que son tiempos en los que no se puede dar un paso atrás y en los que hay que hacer esfuerzos para asentar la democracia y combatir el populismo.

Ha añadido que España ha asumido como propia la lucha de algunos de estos países, como Venezuela, Bolivia, Cuba o Nicaragua, para que no se restringieran sus derechos y ha agregado que ahora sucede en España lo mismo que en América, con un “socialismo totalitario del siglo XXI”, que solo pretende mantenerse en el poder.

En su opinión, “nunca se les sacia con concesiones y siempre van a querer más”, por lo que “a los totalitarios hay que hacerles frente”, con “líderes que piensen antes en la nación” que en sí mismos.

Tras reconocer que nunca pensó que en España iba a pasar algo similar, ha dicho que hoy “se cambian leyes de manera arbitraria a placer de los socios parlamentarios de la investidura para acabar con el modelo de convivencia del 78 y del concepto de nación”.

“Se señala -ha continuado- a las instituciones judiciales y a los órganos constitucionales si no sirven a los intereses del Gobierno y sus objetivos políticos; se prioriza el diálogo con los delincuentes comunes mientras se estigmatiza a demócratas convencidos que piensan diferente”.

Martínez-Almeida ha añadido que hay regiones en las que hablar en castellano se ve como un desafío al poder establecido.

A su juicio, la democracia ha quedado a expensas de un Ejecutivo que está dispuesto a cualquier cesión para mantenerse en el poder y el país es “particularmente vulnerable a las garras del abismo populista, que se sitúa dentro del mismo corazón de las instituciones, dentro del Gobierno”.

A todo ello se suma “el virus nacionalista y separatista, que busca aprovechar la voluntad debilitada del Gobierno, maniatado por ese proyecto exclusivamente personal de permanecer en el poder para erosionar aún más las estructuras que mantienen viva a la nación”.

Para el portavoz del PP, como esta situación ya se ha vivido en Latinoamérica, les ha pedido ayuda “para alertar a los compatriotas sobre lo qué puede suceder”, para que “alcen la voz para hacer frente a los efectos del populismo y no nos dejen solos -ha concluido-“.

EFE