Niña pedía estar con su “papi” luego de ser rescatada de unos secuestradores en Kentucky (Video)

Diario NY

 

Imágenes de cámaras corporales de agentes en Kentucky muestran el momento en que los oficiales rescatan a una menor de 6 años del vehículo del secuestrador.

Por: Diario NY

El dramático incidente se reportó el 2 de julio a eso de las 5:40 p.m. cuando la pequeña jugaba en el exterior de su residencia en Valley Station, en Louisville.

El sospechoso, identificado como Robby Wildt, de 40 años, divisó a la niña y la forzó a su vehículo Dodge Charger y emprendió la huida.

Vecino ayudó a la Policía a detener al sospechoso

El Departamento de Policía de Louisville (LMPD) indico que pudo detener al presunto pervertido gracias a la ayuda de un vecino que estaba sentado en el porche de su casa y presenció el momento en que se llevaron a la menor.

“Pasó muy rápido”, dijo Prentiss Weatherford a WAVE3.

“El vino por la vuelta de la esquina, estacionó el auto, y salió en 15 segundos”, relató el entrevistado.

Weatherford agregó que el atacante agarró a la menor por el cuello mientras esta se encontraba en su bicicleta por el bloque 4700 de Haney Way, la tiró en el asiento del pasajero y arrancó.

Weatherford y su padre se montaron en su vehículo y siguieron al hombre hasta lograr apuntar la matrícula del auto.

Durante la persecución, Weatherford se cruzó con un oficial de la policía que había sido llamado a la escena por otra persona y le suministró el número de licencia.

“Yo quiero a mi papi”, dijo la pequeña al ser rescatada

El sargento Joe Keeling y el oficial Jason Burba ubicaron rápidamente el Dodge en una calzada y arrestó al hombre.

Las imágenes de la cámara corporal de Burba muestra el momento en que Wildt sale de la patrulla con con su arma desenfundada, se acerca a su auto y le grita: “¡Abre la puerta del pasajero!”.

El agente abre la puerta y rescata a la niña que está sollozando.

“Hola. Todo está bien. Ven acá”, expresa Burba. A esto, la niña responde: “Yo quiero a mi papi”.

En otro de los videos corporales, se ve al sargento cuando le ordena a Wildt que salga del auto con sus manos en alto.

“Afortunadamente, todo el incidente solo duró 30 minutos gracias a la rápida acción de la comunidad y el LMPD”, según un informe del arresto reseñado por WDRB.

El sospechoso dijo a las autoridades que trató de consolar a su víctima antes de darse cuenta de que lo que estaba haciendo estaba mal.

Wildt añadió que había decidido regresar la niña a su casa porque tenía miedo de hacerle daño.

El acusado enfrenta un cargo de secuestro de un menor y se le impuso una fianza de $1 millón.