Cría de cunaguaro hallada en la Cota 905 no podrá volver a su hábitat natural

El cachorro fue rescatado de las garras de “el Koki”. Foto: Cortesía

 

 

La cría de cunaguaro u ocelote (Leopardus pardalis) que fue hallada por funcionarios de las Fuerzas de Acciones Especiales (Faes) entre los inmuebles ocupados por criminales de la Cota 905 no podrá volver a su hábitat natural, según lo determinado por el equipo de Proyecto Sebraba.

lapatilla.com

“Nos entristece mucho ver este caso, porque se trata de un cachorro que no excede los cuatro meses de edad, es decir que fue robado de su madre, o quién sabe cuál fue el destino de la madre, y es un animal que no podrá ser reintroducido en su hábitat natural ya que no aprendió las lecciones básicas de supervivencia que siempre enseña la madre hasta por más de un año”, explicó la cuenta en Instagram de la organización que defiende los derechos e intereses de los grandes felinos en Venezuela, especialmente los jaguares.

Sin embargo, Proyecto Sebraba extendió algunas recomendaciones que podrían garantizar la integridad y crecimiento del pequeño cachorro.

“El animal debe recibir una evaluación médica por un veterinario especialista en fauna silvestre lo más pronto posible, para conocer cual es su condición, especialmente a nivel óseo, ya que la mala alimentación, la falta de sol, entre otras cosas, descalcifican estos animales y son unas de las principales causas de muertes en estos felinos usados ilegalmente como mascotas”, detalló el equipo dirigido por María Fernanda Puerto-Carrillo.

Asimismo, Proyecto Sebraba apuntó que dicho ejemplar “debe ser trasladado a un zoológico o centro de rescate, para garantizar una alimentación balanceada y acorde a la especie. Es importante mencionar que en Venezuela no existen centros de rehabilitación de fauna silvestre, solo los zoológicos que cumplen en gran medida esta función, especialmente nuestros amigos de Zoológico Leslie Pantin y Zoológico Paraguaná que hacen un trabajo increíble por mantener los animales en buen estado”.

Finalmente, como ya lo ha hecho en otras ocasiones, Proyecto Sembraba instó a “combatir de alguna manera la red que comercializa de manera ilegal la fauna silvestre de nuestro país. Recordemos que estos animales no deben ser usados como mascotas y deben permanecer en su medio natural. Además, que es un especie que se encuentra en veda desde los años 70, es decir protegida, y está prohibida la comercialización de los individuos vivos, e inclusive sus partes o productos”.