En plena persecución policial, se detuvo a ordenar comida en McDonald’s y la arrestaron

Foto: Mike Blake / Reuters

 

Una mujer de la ciudad de Worcester, en el estado de Massachusetts (EE.UU.), fue detenida cuando se paró a pedir unos ‘nuggets’ de pollo en un autoservicio de McDonald’s, en el transcurso de una persecución policial que se prolongó al menos por espacio de dos horas, informa Boston.com.

Por RT

El pasado 6 de julio, agentes de la Policía de Worcester atendieron a un aviso sobre una camioneta robada que pertenecía a la compañía Raymond James Restoration Inc. Aunque los empleados de la compañía no presenciaron el robo, la responsable, identificada como Johanna Gardell, de 38 años, fue rastreada por el GPS del vehículo.

Las mujer no obedeció cuando le ordenaron que parara la camioneta y logró huir de los agentes, saltándose luces rojasconduciendo en sentido contrario y chocando contra varios vehículos.

Cuando un agente de Policía intentó parar a la mujer, Gardell lo atacó a golpes, por lo que el agente tuvo que ser trasladado al hospital.

La persecución tocó a su fin cuando Gardell decidió pedir comida en el autoservicio de McDonald’s, donde fue detenida por los agentes que le bloquearon el paso.

“Estaba pidiendo los ‘nuggets’ de pollo y ellos [los empleados del local] realmente le hicieron esperar”, dijo Raymond James Simoncini, el propietario de la camioneta. “Los agentes llamaron de antemano para que le hicieran esperar y ralentizaran la cola”, explicó.

Actualmente, la mujer se enfrenta a 15 cargos y comparecerá ante el tribunal el 13 de julio.