La final de la Eurocopa, empañada por la variante Delta del coronavirus

Una vista general del estadio de Wembley. Catherine Ivill POOL/AFP

 

 

 

La progresión de la variante Delta del coronavirus, altamente contagiosa, hace temer que los festejos con motivo de la final de la Eurocopa este domingo por la noche en Inglaterra propaguen todavía más la enfermedad, que “preocupa” al G20 y a Estados Unidos.

Italia e Inglaterra se enfrentan a partir de las 20H00, hora de Londres, (19H00 GMT), ante más de 60.000 espectadores en el estadio de Wembley, cerca de la capital británica, cuya capacidad se ha subido al 75% para este día ya histórico para el equipo de Inglaterra, en la final de una competición por primera vez desde 1966.

Horas antes del partido, centenares de aficionados ingleses se acercaban al estadio de Wembley, cantando a voz en grito y bebiendo cerveza.

“Algunas personas están preocupadas porque algunos no llevan mascarillas”, dijo a la AFP Yvette Reinfor, una maestra de 49 años que vive cerca del estadio. “Es molesto, pero también hay un buen ambiente”, añadió.

En el centro de Londres, en Trafalgar Square, una “zona de fans” se preparaba para acoger, respetando las normas de distanciamiento, a 1.500 afortunados que ganaron una entrada en internet.

No es el estadio lo que más preocupa a los expertos sino las reuniones, sobre todo en espacios cerrados, que generará el evento deportivo, especialmente en el Reino Unido, donde se han levantado casi todas las restricciones y donde se han registrado 30.000 nuevos casos diarios a lo largo de la semana pasada.

“Es posible, incluso probable, que regiones poco afectadas por la epidemia en el Reino Unido sean sembradas por los aficionados que regresan de Londres”, advirtió Antoine Flahault, director del Instituto de Salud Global de la Universidad de Ginebra.

“La variante Delta está llegando al continente europeo, parece difícil de contrarrestar porque es muy transmisible, y la Eurocopa no ayuda”, dijo a la AFP.

Los contagios por las nuevas variantes del coronavirus suponen un peligro para la economía mundial, según Estados Unidos y el conjunto del G20

“Estamos muy preocupados por la variante Delta y por otras variantes que pudieran surgir y amenazar la reactivación”, dijo el domingo en Venecia la secretaria del Tesoro estadounidense, Janet Yellen, al margen del G20.

“Tenemos una economía global conectada, lo que ocurre en una parte del mundo afecta a todos los demás países”, añadió.

Una advertencia idéntica fue lanzada el día anterior por los ministros de finanzas del G20.

El principal objeto de preocupación es la variante Delta, que apareció en India y se está extendiendo rápidamente, causando brotes en Asia y África, y aumentando el número de casos en Europa y Estados Unidos

 

– Nuevas restricciones –

 

Los dirigentes de los 20 países más ricos han pedido que se acelere la vacunación en todo el mundo y han prometido esforzarse más para apoyar a los Estados en desarrollo.

El 70% de la población está vacunada en algunos países desarrollados, pero el índice es inferior al 1% en algunos de bajos ingresos, recalcó el secretario general de la ONU, Antonio Guterres.

La Unión Europea alcanzó su objetivo de tener dosis suficientes para vacunar al 70% de su población adulta de alrededor de 366 millones de personas, anunció el sábado la presidenta de la Comisión, Ursula von der Leyen. “Se habrán distribuido unos 500 millones de dosis en todas las regiones de Europa”, dijo.

Otras regiones del mundo tienen menos suerte.

Bangladés ha firmado acuerdos para 17,5 millones de vacunas adicionales contra el covid-19, anunció el sábado el ministerio de Salud. El país de 169 millones de habitantes registra récords de mortalidad y ha superado el millón de casos.

Su población está sometida al confinamiento más severo desde el inicio de la pandemia. El ejército patrulla las calles para que la gente se quede en casa.

Muchos países, como España, Holanda o Tailandia, han decidido reintroducir las restricciones sanitarias.

El presidente francés, Emmanuel Macron, podría anunciarlo el lunes debido a la variante Delta, y Argentina prolongó sus restricciones hasta principios de agosto.

A partir del miércoles, Malta cerrará sus fronteras a los viajeros no vacunados, convirtiéndose en el primer país de Europa en adoptar esta medida.

AFP