¿Por qué nuestro cerebro ve rostros humanos en todas partes? Un estudio lo explica

 

Neurocientíficos de la Universidad de Sidney (Australia) han evidenciado que la forma en que nuestro cerebro identifica y analiza los rostros humanos reales se lleva a cabo mediante los mismos procesos cognitivos que identifican los rostros ilusorios.

Por Tu Otro Diario

Es algo tan común que apenas lo pensamos, pero el cerebro humano parece estar programado para ver rostros humanos donde no los hay: en objetos tan variados como la luna, los juguetes, las botellas de plástico, los troncos de los árboles o las aspiradoras.

Hasta ahora, los científicos no habían entendido exactamente qué hace el cerebro cuando procesa las señales visuales y las interpreta como representaciones del rostro humano.

“Desde una perspectiva evolutiva, parece que el beneficio de no perderse nunca una cara supera con creces los errores en los que se ven objetos inanimados como caras”, explica el profesor David Alais, autor principal del estudio, que se ha publicado en la revista ‘Proceedings of the Royal Society B’.

Para leer la nota completa, aquí