Trump pide a republicanos que no le sigan el “juego” al plan de infraestructura de Biden

Diario NY
El expresidente Donald Trump tronó contra los legisladores republicanos “solo de nombre” (RINO Republicans) que mantienen las conversaciones con la Administración Biden para avanzar en el acuerdo bipartidista que lleve a la aprobación del plan de infraestructura de $1.2 billones.
En declaraciones este viernes, Trump indicó que los republicanos que negocian un posible convenio solo se están sometiendo al juego de los demócratas radicales de izquierda.
“Ellos no le van a dar nada”, indicó el magnate.

Por: Diario NY

Trump pide que no aumenten los impuestos

Trump además insistió en que la propuesta no debe aprobarse con disposiciones que dejarían sin efecto los recortes fiscales a los que su Administración le dio paso en el 2017.

 

“Es muy importante que los senadores republicanos no permitan que nuestras reducciones de impuestos ganadas con esfuerzo sean finalizadas o enmendadas en una trayectoria ascendente en modo o forma alguna”, planteó el republicano.

 

“Ellos no deberían estar haciendo acuerdos para incrementar los impuestos para propuestas de infraestructura falsas impulsadas por demócratas, la mayoría de lo que va dirigido a la ridícula agenda marxista del ‘Nuevo Trato Verde’ (Green New Deal)”, agregó.

 

“Mantengan los recortes de impuestos de la Administración Trump donde están”, exigió. “No permitan el incremento en impuestos. Pensando en eso, yo nunca he visto algo tan fácil de ganar políticamente hablando”, puntualizó.

 

Republicanos y demócratas en el Senado llegaron a acuerdo preliminar para legislación

El mes pasado, el presidente Joe Biden anunció un acuerdo por parte de un grupo mínimo de senadores demócratas y republicanos.

“Hemos llegado a un acuerdo”, informó el funcionario por Twitter. “Un grupo de senadores, cinco demócratas y cinco republicanos, se ha unido y ha forjado un acuerdo de infraestructura que creará millones de empleos en Estados Unidos“, agregó.

El paquete, que aún está en proceso de ser convertido en legislación, incluye $579 millones para nuevos gastos, divididos en cuotas para transportación ($300,000 millones) y otros $250,000 millones para banda ancha, sistemas energéticos e infraestructura acuática.

 

Aunque la legislación podría bajar al pleno del Senado tan pronto como el 19 de julio, la portavoz de la mayoría demócrata en la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, dijo que no considerará la pieza legislativa en el cuerpo que lidera hasta que el Senado apruebe una medida más grande o valorada en $6 billones mediante el mecanismo presupuestario conocido como de reconciliación que le permite -en este caso a los demócratas- aprobar medidas sin los votos de los republicanos.

 

Los comentarios de Trump se dieron justo después de que el líder de los demócratas en el Senado, Charles Schumer, que luego del receso de dos semanas por el 4 de julio buscaría que bajaran a votación dos legislaciones de infraestructura, la bipartidista con una inversión de $1.2 billones de dólares en un periodo de ocho años y la más cuantiosa mediante el mecanismo de reconciliación.