Brasil registró solamente 745 nuevas muertes por Covid-19

Un trabajador coloca cruces sobre la tumbas de personas fallecidas por covid-19, en el cementerio público Nossa Senhora Aparecida en Manaos, Amazonas (Brasil). EFE /RAPHAEL ALVES

 

Brasil, uno de los países más castigados por la pandemia en el mundo, registró en las últimas 24 horas 745 nuevas muertes por la covid-19, con lo que el total de víctimas llegó a 534.233 desde que registró su primera víctima, hace exactamente 16 meses este lunes.

El gigante latinoamericano, con sus 212 millones de habitantes, registró la primera muerte por la covid-19 el 12 de marzo de 2020 en Sao Paulo, dos semanas después de contabilizar el primer contagio, el 26 de febrero del año pasado igualmente en la mayor ciudad del país.

Según el boletín divulgado este lunes por el Ministerio de Salud, Brasil sumó 17.031 nuevos contagios en las últimas 24 horas, con lo que el número de casos llegó a 19.106.971 desde el comienzo de la pandemia.

Tales cifras convierten a Brasil en el segundo país en número de muertes por la covid-19, tan solo superado por Estados Unidos, y en el tercero en número de contagios, tras EE.UU. e India.

Pese a las elevadas cifras acumuladas, las estadísticas indican que la pandemia sigue cediendo y que tanto los números como los promedios semanales de muertes y casos están en sus menores niveles en varios meses.

Brasil contabilizó el domingo 595 muertes, el menor número de fallecimientos en cinco meses, tan solo por encima de los 527 fallecimientos contabilizados el 21 de febrero.

Y los 17.031 contagios contabilizados este lunes constituyen el menor número para un día desde los 15.750 registrados el 2 de enero, hace poco más de seis meses.

La fuerte caída de las cifras de muertes y de casos en los dos últimos días es relativa debido a que el Ministerio de Salud ha admitido que los números siempre caen los domingos y los lunes por el menor número de funcionarios procesando los datos en el fin de semana, y que suben los martes cuando son actualizados.

Pero los promedios semanales confirman la tendencia de reducción.

Pese a que el promedio de muertes en la última semana subió ligeramente desde 1.296 diarias el domingo hasta 1.303 este lunes, la media de hoy es la segunda menor en cuatro meses, ya que no era tan reducida desde el 2 de marzo (1.262 fallecimientos diarios).

El promedio de muertes viene cayendo gradualmente desde el 12 de abril, cuando, en el pico de la segunda ola de la pandemia, el gigante latinoamericano contabilizaba una media de 3.124 fallecimientos por día por la covid-19.

El promedio de contagios en la última semana, por su parte, cayó este lunes hasta los 44.923 diarios, su menor nivel en casi cinco meses, desde el 15 de febrero, cuando la media era de 44.327 contagios por día, y muy por debajo de los 77.328 casos diarios de promedio medido el 23 de junio pasado.

De acuerdo con el Ministerio, de los 19,1 millones de contagiados, unos 17,7 millones ya se recuperaron y fueron dados de alta por los médicos, lo que corresponde al 92,5 % del total, y otros 906.084 siguen bajo cuidados médicos, el equivalente al 4,7 %.

La caída tanto del número de muertes como de contagios es atribuida al avance de la campaña de vacunación en Brasil, que se ha acelerado en las últimas semanas pese a haber comenzado tardía y lentamente.

Según los datos del Ministerio de Salud, Brasil ha aplicado hasta ahora 114,8 millones de vacunas contra la covid-19. De los inmunizados, 84,1 millones de brasileños ya recibieron al menos la primera dosis de la vacuna y otros 30,7 millones las dos dosis estipuladas o la vacuna de dosis única.

Ello significa que al menos el 39,7 % de los 212 millones de brasileños ya recibió la primera dosis y el 14,5 % el ciclo completo de inmunización.

Entre la población blanco de la campaña de inmunización en su primera fase, es decir entre los 160 millones de mayores de 18 años, el 52,6 % ya recibió al menos una dosis y el 19,2 % las dos dosis o la vacuna de dosis única.

EFE