Decisión del régimen de Maduro: Ultimados en la Cota 905 no tendrán actos velatorios

Fotografía que muestra casquillos de bala luego de los enfrentamientos entre delincuentes y organismos de seguridad en la parte alta del barrio Cota 905, el 11 de julio de 2021, en Caracas (Venezuela). Los residentes del oeste de Caracas retomaron la rutina en sus calles entre la incertidumbre y la calma, luego de vivir casi 72 horas de constantes tiroteos que empezaron en la barriada de la Cota 905, entre bandas armadas y funcionarios policiales, y que se extendieron, al menos, a cinco zonas cercanas. Los sectores de El Paraíso y El Cementerio, colindantes con la montañosa Cota 905, han retomado su actividad comercial, mientras los ciudadanos caminan por las vías principales, desiertas entre el miércoles y el viernes de la semana pasada. EFE/ Rayner Peña.

 

Desde el pasado jueves permanecen cerrados los accesos a la central del Servicio Nacional de Medicina y Ciencias Forenses (Senamecf) por ordenes de quienes controlan a los cuerpos policiales venezolanos, mismos que vigilan los procesos de los cadáveres de los sucesos de la Cota 905.

lapatilla.com 

Según pudo conocer una investigación de Crímenes Sin Castigo, no se permitirán actos velatorios de los ultimados con el fin de evitar que los caídos fueran llevados de vuelta al barrio, o que delincuentes asistieran a las funerarias.

La Policía Nacional Bolivariana (PNB) vigila todo acontecimiento acerca de estos procesos y mantiene un despliegue en las zonas como parte del operativo que completó la operación Gran Cacique Guaicaipuro.

Varios familiares han querido exigir los cuerpos de sus allegados, pero la información que reciben es que los fallecidos no tendrán una última despedida junto a ellos.

  • Según información oficial hasta el día lunes, al menos 27 hombres pertenecientes a la bandas de la Cota 905   cayeron en los enfrentamientos.

Con datos de Crímenes Sin Castigo