Insólito pelón dilapidó por completo la telenovela chavista contra Freddy Guevara

Jorge Rodríguez habla durante una conferencia de prensa en Caracas, Venezuela. REUTERS / Leonardo Fernández Viloria

 

 

Jorge Rodríguez, como acostumbra a hacer cada vez que el chavismo es presionado por algún factor de interés nacional o internacional, emitió este martes 13 de julio una serie de declaraciones para intentar vincular al diputado Freddy Guevara con las bandas criminales de la Cota 905. Como era de esperar, su antojadiza versión se contradijo a sí misma a cada supuesta “prueba” que presentaba el vocero chavista.

lapatilla.com

Rodríguez acusó a Guevara, junto a  Gilber Caro, Emilio Graterol, Alfredo Jimeno y el activista Hasler Iglesias, de idear un presunto plan violento en los barrios que el chavismo ha identificado como “Fiesta de Caracas”.

Para el vocero de la Asamblea fraudulenta, el supuesto objetivo de la disidencia democrática era “lograr el desequilibrio social y ver si se enciende la mecha de las protestas” en Caracas, “aliándose y suministrando recursos en dólares a las bandas criminales de la Cota 905”.

En su relato, Rodríguez mostró ante las cámaras de la televisora estatal un conjunto de capturas de diversas conversaciones telefónicas que habrían obtenido las autoridades chavistas tras detener arbitrariamente a Guevara en su vehículo.

– El pelón –

No es la primera vez que la cúpula del Palacio de Miraflores se sostiene en este tipo de materiales para justificar las persecuciones contra sus rivales políticos. Sin embargo, esta vez Rodríguez cometió una grave falla que desmonta por completo sus teorías conspirativas.

En sus capturas, Rodríguez no solo presenta capturas de supuestas conversaciones de WhatsApp entre Guevara y otros dirigentes, sino conversaciones privadas entre, por ejemplo, Gilber Caro y Emilio Graterón, o Alfredo Jimeno y Gilber Caro. Es decir, el vocero chavista afirma tener en su poder datos que solo podrían estar los teléfonos de los señalados, y no en el dispositivo de Guevara, único detenido por el momento.

¿Cómo es posible que en el celular de Guevara Rodríguez encuentre diálogos privados de terceros…? No es posible, el cifrado de extremo a extremo que usa la popular aplicación evita tales irregularidades.

Por si fuera poco, la transmisión en vivo que realizó Guevara justo antes de ser apresado evidenció, gracias al gráfico de volumen típico de iOS, que usaba un teléfono iPhone. Pero las capturas de Rodríguez corresponden a la versión de WhatsApp para el sistema operativo de Android.

   

A todas luces, el régimen chavista de Nicolás Maduro ha elucubrado otra telenovela para amenazar a uno de los dirigentes políticos más incómodos, además, claro está, para pretender evadir su responsabilidad ante el crecimiento imparable del hampa organizada desde la llegada al poder del fallecido Hugo Chávez.

 

Lea también:

Ante fantasías de Jorge Rodríguez, WhatsApp aclaró que nadie puede vulnerar su seguridad