“Parece que vivimos en una zona de guerra”: El testimonio de una joven cubana

La gente realiza una manifestación contra el gobierno cubano frente a la Embajada de Cuba en la Ciudad de México, México, el 12 de julio de 2021. REUTERS / Luis Cortes

 

Desde el domingo 11 de julio, cuando miles de cubanos salieron a las calles en más de 60 puntos del territorio nacional a gritos de “Libertad”, “Patria y Vida”, “Únanse” y “Abajo la dictadura”, entre otros, el régimen cubano a través de sus órganos represivos inició una desproporcionada violencia policial contra el pueblo.

Por: Cubanet

Así lo han demostrado cientos de imágenes que circulan en las redes sociales a pesar de la interrupción en las comunicaciones, específicamente el corte de internet que ya dura 72 horas.

“Nosotros no dormimos desde el domingo, parece que vivimos en una zona de guerra. Y el problema no fueron las protestas sino la manera en que el Gobierno respondió. Salimos a la calle, caminamos y gritamos consignas porque estamos desesperados”, dijo a CubaNet un joven santiaguero residente en Palma Soriano que prefirió no revelar su identidad por temor a represalias.

El joven de 31 años fue uno de los manifestantes: “Ayer (lunes) vimos llegar guardias a mi zona y pensamos que venían a buscarme, esto se parece a la película de Clandestinos, con la diferencia que nosotros no pusimos bombas ni hicimos nada violento. Pero sí puedo decir que ya todo cambió, porque es que nos han quitado tanto que también nos quitaron el miedo”, señaló.

Por su parte, en la ciudad de Santiago de Cuba CubaNet logró comunicarse con el pastor Alain Toledano Valiente, quien aseguró: “Cuba despertó y aunque repriman ya esto no hay quien lo pare”.

Según Toledano, desde el domingo y al menos hasta el lunes muchas personas continuaban manifestándose en varias partes de la ciudad.

“En la Plaza, en Los Hoyos y en Trocha ha habido concentraciones. La fuerza policial sigue golpeando, pero la gente ya perdió el miedo”, aseguró.

Desde la provincia de Las Tunas, el pastor Yoel Demetrio Asprón confirmó que hay militares vestidos de civil ejerciendo la fuerza y la violencia contra los ciudadanos.

“Yo he tenido guardias en la puerta de mi casa impidiendo mi salida. Lo que estamos viviendo es un genocidio del Estado contra los manifestantes pacíficos. Los militares han recibido la orientación de matar porque es exactamente lo que están haciendo”, denunció el coordinador nacional de la Iglesia Misionera en Cuba.

“Necesitamos apoyo de la comunidad internacional, una intervención humanitaria urgente. El pueblo debe seguir reclamando sus derechos pacíficamente”, agregó.

En Camagüey, Inalkis Rodríguez Lora, periodista de la revista digital La Hora de Cuba denunció que el director del medio, Henry Constantín Ferreiro, fue trasladado bajo arresto desde la unidad policial donde permanecía hasta su domicilio con el objetivo de efectuar un registro. Constantín, junto a Iris Mariño y Neife Rigau, fueron detenidos cuando intentaban cubrir una de las manifestaciones que tuvo lugar en esta ciudad.

Lea artículo completo AQUÍ