Canadá sancionó a 15 funcionarios del régimen de Daniel Ortega en respuesta a las violaciones de DDHH en Nicaragua

En la imagen un registro del presidente de Nicaragua, Daniel Ortega. EFE/Archivo
En la imagen un registro del presidente de Nicaragua, Daniel Ortega. EFE/Archivo

 

 

 

Así lo anunció el ministro de Asuntos Exteriores del país norteamericano, Marc Garneau.

Por infobae.com

El ministro de Asuntos Exteriores de Canadá, Marc Garneau, anunció sanciones contra otras 15 personas en virtud del Reglamento de Medidas Económicas Especiales (Nicaragua) en respuesta a las continuas violaciones de los derechos humanos en el país centroamericano.

“Desde 2018, el Gobierno de Nicaragua ha estado cometiendo violaciones graves y sistemáticas de los derechos humanos contra su pueblo, incluyendo campañas de represión y violencia patrocinada por el Estado contra las protestas públicas y la supresión de cualquier oposición política”, afirma el comunicado.

“A pesar de los continuos llamamientos de Canadá, la Organización de los Estados Americanos y los socios internacionales, el Gobierno de Nicaragua se ha negado a implementar reformas significativas para garantizar que su pueblo pueda tener elecciones libres y justas en noviembre de 2021. En lugar de ello, el Gobierno de Nicaragua ha intensificado sus ataques a los derechos civiles y políticos y ha arrestado arbitrariamente a más de 20 importantes figuras de la oposición y potenciales candidatos presidenciales desde junio de 2021?, continúa el texto publicado en el sitio web del gobierno de Canadá.

El comunicado sostiene que “el anuncio de hoy refuerza el apoyo de Canadá al pueblo nicaragüense y a sus aspiraciones de un futuro más justo y democrático”. “Estas nuevas medidas se alinean con las acciones tomadas por los socios internacionales de Canadá y se suman a las sanciones canadienses previamente impuestas”, asegura la nota.

Asimismo, Canadá continúa pidiendo por la liberación inmediata de los candidatos políticos arbitrariamente arrestados, encarcelados o detenidos, así como la de todos los presos políticos, y “el fin de la detención y el acoso de los medios de comunicación independientes y los actores de la sociedad civil”. “El Gobierno de Nicaragua debe garantizar los derechos humanos y las libertades fundamentales de todo su pueblo de acuerdo con el derecho internacional y su propia constitución”, consigna el comunicado.