Pakistán cierra el paso fronterizo con Afganistán, ahora tomado por los talibanes

Miembros de la Seguridad y Vigilancia de Fronteras (BSF) patrullan en Chenab cerca de las fronteras entre India y Pakistán, a 60 kilómetros de Cachemira, India (EFE)

 

 

Pakistán cerró este miércoles el paso fronterizo con Afganistán en la localidad de Chaman, después de que el lado afgano del cruce fuera tomado anoche por los talibanes, en medio de una ofensiva de los insurgentes que les ha permitido conquistar más de un centenar de distritos.

“Las puertas no se abrieron esta mañana para que las personas crucen”, dijo a Efe un oficial de seguridad del puesto fronterizo de Chaman, en la provincia occidental de Baluchistán, Gul Khan.

La fuente indicó que desconoce cuando se reabrirá el paso fronterizo. “El Gobierno deberá decidirlo”, indicó.

De acuerdo con Khan, los talibanes se hicieron anoche con el control del paso de Waesh, como se llama la localidad fronteriza del lado afgano.

“Podemos ver las posiciones de los talibanes al otro lado de la frontera”, dijo Khan.

Chaman es uno de los cuatro pasos fronterizos entre Pakistán y Afganistán, situado a 11 kilómetros de Quetta, la capital de Baluchistán.

Junto con el de Torkham, este es uno de los más importantes para el paso de personas entre los dos países.

Además, Waesh es uno de los nueve pasos fronterizos clave que Afganistán mantiene con sus países vecinos. Con su captura, al menos cinco de estos puestos están bajo el control de la formación insurgente.

Un funcionario local de la administración afgana de Kandahar, donde está situado el paso, dijo a Efe que las fuerzas de seguridad están preparando un contraataque para retomarlo.

Los talibanes aumentaron la violencia armada a límites sin precedentes justo después de que las fuerzas estadounidenses y de la OTAN comenzaron la fase final de la retirada de Afganistán, el pasado 1 de mayo.

El grupo insurgente ha capturado más de 120 centros de distrito en todo el país en los últimos dos meses y se han acercado a varias capitales de provincia.

EFE