“El comunismo es una ideología que ha fracasado”: EEUU aseguró que Cuba merece libertad

La portavoz de la Casa Blanca, Jen Psaki, durante su rueda de prensa diaria este jueves 8 de julio de 2021. EFE/EPA/Tom Brenner / POOL

 

Estados Unidos volvió a cuestionar las condiciones a las que está sometido el pueblo cubano desde hace décadas, que llevaron a miles de personas a movilizarse en los últimos días exigiendo al régimen castrista “libertad” tras 60 años de dictadura.

Por: Infobae

“El comunismo es una ideología que ha fracasado, y ciertamente creemos que le ha fallado al pueblo de Cuba. Ellos merecen libertad, merecen un gobierno que los respalde, que les garantice suministros médicos y de salud, acceso a las vacunas, oportunidades económicas y prosperidad”, señaló Jen Psaki, portavoz de la Casa Blanca, durante su conferencia de prensa diaria.

Según indicó, en lugar de ser un gobierno que se muestre del lado de su pueblo, el cubano es “un régimen comunista autoritario, que ha reprimido a su gente y le ha fallado a la gente de Cuba”.

Estados Unidos exigió este miércoles la liberación “inmediata” de los periodistas arrestados en Cuba en las protestas del domingo, entre los que se encuentra la corresponsal en esa isla del diario español ABC, Camila Costa.

El portavoz del Departamento de Estado, Ned Price, dijo que la Administración del presidente estadounidense, Joe Biden, reclama la liberación de estos profesionales que ejercieron su derecho a la “libre expresión”.

“Estas detenciones nos recuerdan constantemente que muchos cubanos pagan muy caro el ejercicio de sus derechos”, señaló Price.

El número exacto de detenidos en las protestas de este 11 de julio en varias localidades de Cuba se desconoce, ya que las autoridades no han ofrecido datos sobre arrestos.

Photo: Yamil Lage – AFP

 

Activistas locales han elaborado una lista provisional en la que este lunes figuraban 65 nombres solo en La Habana. En Facebook, un grupo público recopila y comprueba denuncias y detalles de estas y nuevas detenciones o “desapariciones”.

La lista incluía el lunes los nombres de conocidos periodistas, activistas opositores o críticos con el Gobierno, como la mencionada Camila Acosta, corresponsal del diario español ABC en La Habana, el artista Luis Manuel Otero Alcántara, el disidente moderado Manuel Cuesta Morúa o el dramaturgo Yunior García Aguilera, que ha conseguido comunicar su liberación este martes, pese tener cortado el acceso a internet.

La reacción del Departamento de Estado llegó después de que la Casa Blanca asegurara este miércoles que sigue “revisando” su política hacia Cuba y que cualquier modificación buscará “incentivar un cambio de comportamiento” del Gobierno cubano, además de tener en cuenta las inéditas protestas del domingo en la isla.

El gobernador de Florida, Ron DeSantis, y la congresista cubanoestadounidense María Elvira Salazar instaron este jueves al presidente Biden a “prender” el internet de la embajada estadounidense en La Habana para conectar a los cubanos y facilitar el servicio a los manifestantes por la libertad de Cuba.

En una rueda de prensa, ambos republicanos pidieron al jefe de Estado “luz verde” para proporcionar este servicio que consideran crucial para seguir la protestas que comenzaron el domingo pasado en la isla, y así posibilitar la denuncia de abusos por parte del Gobierno de Miguel Díaz-Canel.

DeSantis y Salazar señalaron que cada día que pasa es crítico para los manifestantes, al subrayar que están sufriendo atropellos del régimen. “No es un problema de tecnología”, dijo por su parte Brendan Carr, comisionado de la Comisión Federal de Comunicaciones (FCC, en inglés), que también estuvo en la rueda de prensa, al enfatizar que es más una cuestión de voluntad política.

DeSantis envió este miércoles una misiva al presidente Biden en la que le pide apoyar la restitución de la red de internet en la isla.

Miles de cubanos tomaron las calles el domingo para protestar contra el régimen al grito de “¡Libertad!” en una jornada inédita que se saldó con decenas de detenidos y enfrentamientos después de que Díaz-Canel conminara a sus partidarios a salir a enfrentar a los manifestantes.

Las protestas, las más fuertes que han ocurrido en Cuba desde el llamado “maleconazo” de agosto de 1994, se produjeron con el país sumido en una grave crisis económica y sanitaria, con la pandemia fuera de control y una fuerte escasez de alimentos, medicinas y otros productos básicos, además de largos cortes de electricidad.

Con información de EFE