Científicos pidieron a Boris Johnson dar marcha atrás en su decisión de levantar restricciones contra el coronavirus

El primer ministro británico, Boris Johnson, abandona Downing Street en Londres, Reino Unido, el 28 de abril de 2021. REUTERS / Toby Melville

 

Destacados científicos internacionales pidieron el viernes al gobierno británico que dé marcha atrás en su decisión de levantar el lunes la mayor parte de las últimas restricciones contra el coronavirus en Inglaterra, advirtiendo sobre la estrategia arriesgada para todos.

El grupo afirmó en un comunicado que desea “alertar sobre la peligrosa respuesta del gobierno británico al aumento exponencial de las infecciones” por la variante Delta del coronavirus.

El primer ministro Boris Johnson tiene la intención de levantar casi todas las restricciones sanitarias restantes, incluidas la obligatoriedad de las mascarillas y el distanciamiento físico, el próximo lunes.

Decidido a “restaurar las libertades”, el líder conservador consideró que, gracias a su exitosa campaña de vacunación, es el “momento oportuno” para hacerlo, pese a la muy contagiosa variante Delta, dominante en el Reino Unido, uno de los países europeos más castigados, con más de 128.500 muertos.

“Los ministros fueron informados de que es probable que este plan provoque entre uno y dos millones de casos en las próximas semanas y potencialmente entre 7 y 10 millones a finales de año, con un pico de más de 100.000 casos diarios durante el verano”, afirman los científicos, entre quienes figuran los expertos en salud pública Walter Ricciardi y Michael Baker, que asesoran a los ministerios de sanidad de Italia y Nueva Zelanda respectivamente.

Esta “estrategia de infección masiva corre el riesgo de socavar los esfuerzos de control de la pandemia no sólo en el Reino Unido, sino también en otros países”, advierten los científicos, señalando el riesgo de desarrollo de nuevas variantes resistentes a las vacunas.

E instaron a Londres a “reconsiderar urgentemente” su plan.

Una de cada 95 personas en Inglaterra -o más de 500.000 personas- se infectó en la semana anterior al 10 de julio, frente a una de cada 160 la semana anterior, informó el viernes la Oficina de Estadísticas Nacionales (ONS).

El número de pacientes con covid-19 hospitalizados se duplica cada tres semanas y podría alcanzar “cifras bastante aterradoras”, advirtió el profesor Chris Whitty, jefe médico de Inglaterra, pidiendo a la población que sea prudente.

“Todavía no estamos fuera de peligro”, advirtió, horas después de que Johnson dijera el jueves que era “muy probable” que lo peor de la pandemia hubiera pasado. AFP