El Tiempo: Los avances en las investigaciones por el magnicidio de Jovenel Moïse

El fallecido presidente haitiano Jovenel Moïse (c), con su esposa Martine Moïse (l). FOTO: AFP / Valerie Baeriswyl

 

Varias revelaciones conocidas en las últimas horas siguen sorprendiendo sobre el entramado criminal que llevó al asesinato del presidente de Haití Jovenel Moïse.

Por eltiempo.com

El jueves se conoció de la captura de Dimitri Hérard, jefe de seguridad del Palacio Presidencial de Haití, quien realizó por lo menos cuatro viajes este año a Ecuador, utilizando a Colombia como país de plataforma.

Esos viajes y varias declaraciones en el proceso han puesto a Hérard como uno de los sospechosos del caso. Tendrá que explicar sus viajes y sus relaciones con algunos de los capturados tras el magnicidio.

Horas después de su captura, se conocieron las primeras fotografías de Martine Moïse, la viuda del presidente, quien es atendida en un hospital de Miami tras sufrir varios impactos de bala el día del crimen de su esposo. “Gracias por el equipo de ángeles de la guarda que me ayudaron en este terrible momento”, señaló.

(Lea también: Policía de Haití detiene al jefe de seguridad del palacio presidencial)

Su declaración hace parte del expediente judicial que vienen construyendo las autoridades de Haití.

Aunque las autoridades colombianas manejaban como hipótesis que no todos los exmilitares estarían involucrados, el presidente Iván Duque entregó en la tarde de ayer declaraciones en otro sentido.

“Por otro lado, parece que dentro del grupo había personas que habían recibido instrucciones distintas, pero seamos también absolutamente francos, independientemente del nivel de conocimiento que se tuviera, lo que queda en evidencia es que hay una participación de todo ese grupo en ese magnicidio”, dijo Iván Duque.

De todas maneras, Duque dijo que se está trabajando con la Cancillería y la Defensoría del Pueblo para poder garantizar la protección de los derechos humanos de las personas detenidas en ese país para que tengan sus garantías judiciales.

“La información que en este momento se ha compartido por parte de la Policía Nacional, por parte de las autoridades haitianas, es que sí hay un grupo de personas que tenían conocimiento del magnicidio y otras que terminaron participando en él”, agregó Duque.

Ayer, la Policía de Colombia entregó su más reciente reporte de los avances de esas investigaciones. Las autoridades rastrean los movimientos comerciales –cuentas de ahorro, corriente y de tarjetas de crédito– de los implicados, entre ellos el capitán (r) Germán Alejandro Rivera, de quien se afirma recibió 50.000 dólares desde EE. UU.

Hasta ahora, se señala que los capturados “no alcanzaron a recibir ningún dinero por la operación o por su trabajo durante el primer mes en Haití”, dijo una fuente oficial.
El director de la Policía, el general Jorge Luis Vargas, confirmó que se busca a otros tres colombianos que habrían estado en República Dominicana y Haití, y que tendrían relación con el caso.

“Los ciudadanos colombianos Germán Rivera y Duberney Capador participaron en la planeación y organización de lo que inicialmente era una supuesta operación de arresto del presidente de Haití y, para ello, contactaron a más personas en nuestro país”, dijo.

Trascendió igualmente que el Pentágono confirmó que algunos de los militares colombianos capturados recibieron entrenamiento de Estados Unidos.

“Una revisión de nuestra base de datos sobre entrenamientos indica que un pequeño número de los individuos colombianos detenidos como parte de esta investigación habían participado en el pasado en entrenamientos y educación militar proporcionada por EE. UU. cuando eran parte de las Fuerzas Militares de Colombia”, dijo el teniente coronel Ken Hoffman, un portavoz del Pentágono, en respuesta escrita al diario The Washington Post.

Paralelo a ello, a través de un comunicado la Dirección de la Policía en Haití desmintió que el primer ministro de ese país, Claude Joseph, esté relacionado con el crimen y advirtió que hasta el momento, con base en los testimonios recopilados, no ha sido vinculado a los hechos.

Finalmente, el presidente de EE. UU., Joe Biden, dijo que no enviaran tropas a Haití, en respuesta a una solicitud hecha por varios funcionarios de ese país. “Solo estamos enviando marines estadounidenses a nuestra embajada para asegurarnos de que estén seguros y que nada se salga de control. Pero la idea de enviar fuerzas estadounidenses a Haití no está en la agenda en este momento”, aseguró.