Consejo Superior de la Democracia Cristiana para Venezuela condenó brutal represión en Cuba

Personas protestan para mostrar apoyo a los cubanos que se manifiestan contra su gobierno, en Miami, el 14 de julio de 2021. – Una persona ha muerto y más de 100 fueron detenidas, entre periodistas independientes y activistas de la oposición, desde que estallaron las protestas antigubernamentales en el isla gobernada por los comunistas durante la peor crisis económica en décadas. (Foto de CHANDAN KHANNA / AFP)

 

 

 

El Consejo Superior de la Democracia Cristiana para Venezuela, designado por la Organización Demócrata Cristiana de América (ODCA) Se une a las fuerzas democráticas del mundo para denunciar y condenar la brutal represión del régimen tiránico y genocida de Cuba contra el pueblo cubano que, en toda la Isla, pide libertad, democracia, alimento y medicinas.

Ha quedado en evidencia la falacia de una supuesta revolución que en realidad ha resultado la más tenebrosa dictadura de toda la historia independiente de América Latina. La larga satrapía de los Castro y el Partido Comunista de Cuba intenta impedir que, después de más de 60 años de dictadura sanguinaria, el pueblo decida sobre su propio destino. Cuba es de los pocos reductos actuales del comunismo que se derrumbó a fines del siglo pasado en toda Europa. Miguel Díaz-Canel es, así, la figura histórica de un anacronismo trágico. La represión desatada por el gobierno del Partido Comunista Cubano que encabeza no logrará apagar la llamarada de la libertad que arropa a toda la patria de Martí.

Agradecemos y apoyamos la valiente postura pública de condena a la dictadura cubana realizada por el Secretario General de la OEA, Luis Almagro. Condenamos la postura cómplice con el genocidio en marcha adoptada por los Presidentes de México, Andrés Manuel López Obrador y de Argentina, Alberto Fernández.

La brutal represión que es de conocimiento de todo el mundo ha ido acompañada por un lamentable silencio cómplice de la Consejo de Derechos Humanos de la ONU, donde ocupan un puesto regímenes violadores de los derechos humanos, como Cuba, China y Venezuela.

Pedimos que se escuche la voz de la Alta Comisionada de la ONU para los Derechos Humanos, Michelle Bachelet; de las Iglesias, de las organizaciones internacionales de derechos humanos, estatales y no estatales, para que su urgente y pública denuncia ayude a detener la sangrienta represión en marcha en toda Cuba.

Expresamos nuestra solidaridad con el pueblo cubano y las víctimas. Exigimos la liberación de los detenidos. Pedimos el cese de la violencia represora desatada por los esbirros del régimen de Diaz Canel.

Alentamos a todos los que luchan, dentro y fuera de la Isla, por la libertad de Cuba, con el recuerdo fraterno de Oswaldo Payá, del Movimiento Cristiano de Liberación, asesinado por la dictadura comunista de Cuba.

La lucha de quienes luchan por la libertad y la democracia en Cuba es nuestra lucha.

Nota de prensa