Pintaron contundente mensaje frente a la embajada cubana en Washington

Las protestas, las más fuertes que han ocurrido en Cuba desde el llamado “maleconazo” de agosto de 1994, se llevan a cabo con el país sumido en una grave crisis económica y sanitaria (REUTERS/Kevin Fogarty)

 

La protesta contra el régimen castrista que sacudió a varias localidades de Cuba tocó este viernes las puertas de la embajada de La Habana en la capital de Estados Unidos, en cuya calle apareció la pintada: “Cuba libre”.

Por Infobae 

El mensaje, de autores desconocidos, fue dibujado en letras blancas sobre el asfalto, acompañado por las iniciales VZLA, en alusión a Venezuela.

Frente a la embajada de Cuba en Washington DC se lee: CUBA LIBRE. Estamos con ustedes hermanos cubanos que luchan por su libertad. Estamos en la misma lucha: Libertad”, escribió en su cuenta de Twitter Carlos Vecchio, el delegado diplomático ante la Casa Blanca del líder opositor venezolano Juan Guaidó, al advertir sobre la pintada.

Vecchio incluyó una imagen junto a la etiqueta #SOSCUBA, que se ha hecho viral en las redes.

En Twitter se difundieron además fotos de un enorme cartel de color banco y letras negras con el mensaje: SOS CUBA, instalado frente a la Casa Blanca.

El diario The Washigton Post indicó, citando a Erica Cunningham, portavoz del Departamento de Obras Públicas del Distrito de Columbia, donde está Washington, que equipos de esa dependencia se trasladaron este viernes a la legación diplomática para quitar “la pintura no autorizada”.

El mensaje, de autores desconocidos, fue dibujado en letras blancas sobre el asfalto (REUTERS/Kevin Fogarty)

 

La agencia de noticias EFE confirmó luego que las letras fueron borradas.

La pintada hizo recordar las enormes letras amarillas que forman la frase “Black lives matter” (Las vidas negras importan) en la calle bautizada con ese mismo lema y que fue el corazón de las manifestaciones ocurridas en Washington tras la muerte a manos de un policía blanco del afroamericano George Floyd, en mayo de 2020.

El domingo pasado, miles de cubanos salieron a las calles para protestar contra el régimen al grito de “¡libertad!”, en una jornada inédita que se saldó con cientos de detenidos y enfrentamientos después de que el mandatario Miguel Díaz-Canel conminara a sus partidarios a salir a enfrentar a los manifestantes.

La protesta que sacudió a varias localidades de Cuba tocó este viernes las puertas de la embajada de La Habana en la capital de Estados Unidos

 

Las protestas, las más fuertes que han ocurrido en Cuba desde el llamado “maleconazo” de agosto de 1994, se llevan a cabo con el país sumido en una grave crisis económica y sanitaria, afectado por la pandemia y una fuerte escasez de alimentos, medicinas y otros productos básicos, además de largos cortes de electricidad.

Los informes recibidos por el Observatorio Cubano de Derechos Humanos señalan que “las estaciones de policía no reciben a los abogados contratados por los familiares para representar a los detenidos, las prisiones permanecen también cerradas y muchos detenidos han ingresado en prisión como medida cautelar y permanecen incomunicados”.

Los informes de su red de observadores, que hacen un seguimiento permanente, pese a los cortes de Internet y a las limitaciones de movimiento, señalan que hay personas que se han refugiado en el monte, huyendo de la persecución.

Denuncian también la detención de personas identificadas en los videos de las protestas publicados en redes sociales, mientras madres y familiares deambulan por los centros de detención recabando información sobre ellos.

La mayoría de las redes sociales y plataformas de mensajería permanecen bloqueadas en el servicio de Internet móvil en Cuba, cinco días después de que masivas protestas contra la dictadura comunista sacudieran el país.