ONG reveló corrupción entre una red de empresas fantasma y organismo agrícola de México

Simpatizantes del candidato a la Presidencia de México, el oficialista José Antonio Meade (fondo-sin foco), agitan banderas nacionales durante su último acto de campaña con simpatizantes de Coahuila hoy, miércoles 27 de junio de 2018, en Saltillo (México). Los cuatro candidatos a la Presidencia de México hacen hoy, en el cierre de las campañas, sus últimos esfuerzos para obtener el favor de los ciudadanos en los comicios del 1 de julio, con la promesa de no decepcionar a sus votantes. EFE/Miguel Sierra

 

La organización Mexicanos Contra la Corrupción y la Impunidad (MCCI) reveló este lunes contratos directos por 797 millones de pesos (casi 40 millones de dólares) entre una red de empresas fantasmas y un organismo de la Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural (Sader).

La asociación reportó que Seguridad Alimentaria Mexicana (Segalmex), organismo descentralizado y dependiente de la Sader, adjudicó de forma directa este monto entre 2019 y 2020 a un grupo de compañías con accionistas y operadores que han participado en “desvíos millonarios” del Gobierno.

En la red están las compañías Fruverloz, Properloz, Soluservicios Globales NXK, Professional Bright XRW, Gentsai Hoon y Denoter.

“Recibieron contratos de Segalmex para la compra de costales de polipropileno, tarimas, insecticidas, raticidas, lonas blancas y cubrebocas”, reportó MCCI en su investigación.

La Segalmex es un organismo creado por el presidente Andrés Manuel López Obrador para “rescatar el campo” con apoyos a pequeños y medianos productores, buscar la “autosuficiencia alimentaria”, distribuir alimentos básicos, controlar precios y fomentar la productividad de las comunidades rurales.

Pero las adquisiciones de Segalmex han despertado críticas e, incluso, el Gobierno cesó en junio de 2020 al director de Administración y Finanzas del organismo, René Gavira, “entre acusaciones de corrupción”, según recordó MCCI.

Las empresas de esta red fantasma ya habían participado en operaciones irregulares con el Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (ISSSTE) y con la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (Sedatu), de acuerdo con la investigación.

Inclusive, el socio y representante de tres de estas compañías es dueño de una empresa fantasma que está en la “lista negra” del Servicio de Administración Tributaria (SAT) de sociedades que simulan operaciones, reportó MCCI.

“Cuatro de las seis empresas de esta red se constituyeron entre 2015 y 2019. Antes de ser contratistas de Segalmex, ninguna había recibido contratos gubernamentales”, apuntó la organización.

Ni la Segalmex ni la Sader se han pronunciado sobre la investigación.

Tampoco se ha comprobado el cumplimiento de los contratos, que ya habían despertado señalamientos de la Auditoría Superior de la Federación (ASF).

“La importancia de estos contratos era tan grande que, según Segalmex, el no adquirir los costales y las tarimas para el almacenaje de granos podía derivar en pérdidas por 18.000 millones de pesos (900 millones de dólares). Las empresas incumplieron con la entrega y no fueron sancionadas”, indicó MCCI.

EFE