Ya es oficial: La Comisión Europea exigirá 30 GW anuales de nueva energía eólica hasta 2030

Imagen de turbinas eólicas en la granja costa afuera Walney Extension en la costa noroeste de Inglaterra | Foto cortesía Ørsted

 

La Comisión Europea ha presentado el paquete Fit-for-55, una serie de propuestas legislativas para cumplir el objetivo climático de la UE de reducir las emisiones en un 55% para 2030.

lapatilla.com

El paquete incluye un objetivo más elevado para las energías renovables y nuevas normas para apoyar su expansión. Además, refuerza el régimen de comercio de derechos de emisión para impulsar la electrificación de todo el sistema energético. Desde el punto de vista de WindEurope, la propuesta es buena, reseña World Energy Trade

El año pasado la UE aumentó su objetivo de reducción de emisiones de gases de efecto invernadero para 2030 del 40% al 55%. Actualmente, la Comisión Europea ha presentado cambios legislativos para que la UE pueda alcanzar este nuevo objetivo.

El llamado paquete “Fit-for-55” contiene cambios en más de 10 actos legislativos, entre ellos la directiva sobre energías renovables, la directiva sobre fiscalidad de la energía, la directiva sobre infraestructuras de combustibles alternativos y el sistema de comercio de derechos de emisiones de la UE.

La iniciativa de la Comisión Europea eleva el objetivo de la UE en materia de energías renovables del 32% al 40% para 2030. Esto significa que la UE necesitará 451 GW de capacidad eólica para 2030, frente a los 180 GW actuales.

Es decir, la UE necesitará instalar 30 GW de nuevos parques eólicos cada año de aquí a 2030, lo que supone una gran aceleración de la expansión de la energía eólica. Tal y como están las cosas, sólo se espera construir 15 GW al año durante el periodo 2021-25.

Giles Dickson, director general de WindEurope, comenta: “El paquete Fit-for-55 envía un mensaje claro a los consumidores y a los inversores. La UE quiere una gran expansión de las energías renovables para 2030, con casi el doble de energía eólica nueva de la que estamos construyendo actualmente”.

“Además, la UE quiere acelerar la electrificación de los sectores que hasta ahora han dependido de los combustibles fósiles. Todo esto es bueno para el clima. Y también para la economía”.

“El paquete Fit-for-55 supone nuevas e importantes inversiones. Es un paquete para el empleo y el crecimiento”, agregó Giles Dickson.

La revisión de la Directiva sobre energías renovables de la UE mejora de manera crucial el marco jurídico de los acuerdos de compra de energía (PPA) de las empresas. Los Estados miembros tendrán que emitir garantías de origen para toda la electricidad renovable, independientemente de que el productor haya recibido ayudas en las subastas públicas. Esto mejorará la trazabilidad de la electricidad renovable. Para incentivar aún más la electrificación, el paquete incluye objetivos indicativos anuales de energías renovables para la industria; el porcentaje de energías renovables en la industria debería aumentar un 1,1% anual.

“El paquete de medidas desencadenará una demanda adicional por parte de la industria y otros grandes consumidores de energía que quieren abastecerse directamente de energías renovables. Las empresas que consumen mucha energía están llamando a nuestra puerta para que les ayudemos a descarbonizarse. Y esto no hará más que aumentar”, afirma Dickson.

El principal obstáculo de la energía eólica en Europa

El mayor obstáculo para una rápida expansión de la energía eólica en Europa sigue siendo: las complejas normas y procedimientos para la autorización de nuevos parques eólicos. WindEurope insta a la Comisión Europea a trabajar con los Estados miembros para ayudarles a simplificar sus normas y procedimientos de autorización.

Giles Dickson afirma: “La Comisión quiere que la energía eólica represente la mitad de la electricidad europea en 2050 y quiere que en 2030 se duplique la capacidad eólica actual. Esto es perfectamente factible desde el punto de vista tecnológico y financiero”.

“Pero necesita una mejora importante en los procedimientos de autorización de nuevos parques eólicos en toda Europa. La UE tiene un papel clave en este sentido para identificar y promover las mejores prácticas”.

Las distintas propuestas legislativas que componen el “paquete Fit-for-55” tienen que ser ahora negociadas y acordadas por los 27 Estados miembros de la UE y el Parlamento Europeo.