Legítima AN rechaza una reforma judicial y penitenciaria bajo la coordinación de Cilia Flores y Diosdado Cabello

Reforma judicial y penitenciaria bajo la coordinación de Cilia Flores y Diosdado Cabello

 

 

 

Sesión de la Comisión Delegada de la legítima Asamblea Nacional presidida por Juan Guaidó, este martes 20 de julio rechazó de la pretendida implementación de una reforma judicial y penitenciaria bajo la coordinación de los ciudadanos Cilia Flores y Diosdado Cabello.

Por la patilla.com

Recordamos que Nicolás Maduro el lunes 22 de Junio señaló que en el país es necesario un cambio en el sistema de justicia y solicitó a su Asamblea chavista una comisión creada para renovar el sistema de justicia en Venezuela, que será presidida por Diosdado Cabello, Cilia Flores y la magistrada Lourdes Suárez

 

El debate inicia con el diputado Williams Dávila indicando que El 22 de junio, el régimen de Nicolás Maduro anunció emprender una revolución profunda y acelerada del sistema judicial y penitenciario venezolano, cosa que no han hecho en estos 22 años de dictadura.

“En Venezuela hay cerca de 75.000 presos de los cuales, 40.000 están en esos calabozos bajo la figura de detenciones preventivas sin juicio, esa es una realidad”. Dijo Dávila.

El diputado anunció que eliminaron la carrera judicial, eliminaron por completo cualquier tipo de cooperación con la facultad de ciencias jurídicas de todas las universidades del país, las cárceles dejaron de ser un sistema de reinserción social.

Finaliza su debate que han convocado a diferentes sectores, abriendo un correo para que los familiares de las víctimas se puedan comunicar con los diputados y dar a conocer la situación de sus familiares, es decir, que siguen actuado como le corresponde a un poder legítimo de la Asamblea Nacional.

 

 

 

Toma la palabra el diputado Guillermo Palacios anunció que cada 3 años y medio, aproximadamente, se ha realizado una reforma judicial y una tras otra ha sido un fracaso institucional, pero con intenciones totalitaria para controlar el mismo y ponerlo al servicio de sus intereses políticos.

“Hoy los resultados los tenemos a la vista, un poder judicial corrupto encabezado por magistrados del Tribunal Supremo de Justicia en donde los jueces, fiscales y defensores públicos, con excepciones, están inmersos en este grave daño”. Dijo Palacios.

El diputado señaló que según el Observatorio Nacional de Prisiones, el promedio nacional de hacinamiento es de casi 145% lo cual significa que las cárceles y centros penitenciarios de Venezuela están abarrotados y en franco deterioro.

Culminado su intervención pidió que nunca más la justicia se politice y se coloque en situación de servilismo frente a un poder ejecutivo intransigente y anti democrático. No hay justificación alguna para que en nombre de una revolución se le haga tanto daño a pueblo alguno.

 

 

Interviene en el debate la diputada Deyalitza Aray indicando que después de 20 años no solo del fracaso en la administración de justicia, sino en los modelos que han venido implementando para maquillar el destre en que tienen convertida las cárceles del país.

“Por primera vez escuchamos al régimen admitir que existe una situación grave dentro del sistema de justicia de Venezuela, por primera vez dan cuenta del número exacto de la población privada de libertad”. Dijo Aray.

La diputada anunció que sepan que la Asamblea Nacional no han dejado de trabajar ni un solo día para que junto con la extraordinaria labor que realizan las distintas ONG sobre esta materia para visibilizar el destare, la tragedia, la corrupción que caracteriza el sistema de justicia.

Cierra su debate señalando que “no nos vamos a dejar engañar”, hace tiempo sabemos que el régimen de Maduro perdieron el control de todo el sistema carcelario y que no es precisamente su modelo el que lo va arreglar.

 

 

 

Interviene en el debate la diputada María Beatriz Martínez anunciando que acuden hoy ante Venezuela y el mundo para levantar nuestra voz de absoluto rechazo ante la pretendida implementación de una presunta reforma del poder judicial y penitenciario anunciado por el régimen de Nicolás Maduro.

“En este momento a finales del mes de junio pasado, la sexta supuesta reforma judicial gestada por el chavismo, madurismo en el poder, que por todos los antecedentes que manejamos, solo sirve para cortar cabeza a los que no les son cómodos”. Dijo Martínez.

La diputada puntualizó que una vez más surge la verdad del control totalitario y de cooptación que se ejerce en Venezuela sobre el poder judicial.

Finalizando con que no sigan pretendiendo engañar porque no lo logran con nadie, si algo de sensatez y amor por Venezuela tienen en su corazón lleguemos al Acuerdo pactado que estamos planteando en el Plan de Salvación Nacional.

 

 

 

Ultima intervención, la diputada Tamara Adrián indicando que 22 años después tenemos las consecuencias de esa desinstitucionalización del poder judicial, los jueces que, de manera bastante accidentada, fueron sustituidos por jueces que son de libre nombramiento y remoción.

“El sistema judicial empezó paulatinamente, pero de manera indefectible, a colapsar. Los signos de ese colapso fueron bastante tempranos, sobre todo en la rama de la competencia en lo penal y lo civil”. Dijo Adrián.

La parlamentaria indicó que en la actualidad lo que vemos es un sistema colapsado en todos sus ámbitos, que para poder ser modificado tendríamos que empezar por una comisión de notables juristas que puedan enfrentar el reto de reinstitucionalizar el sistema judicial.

Culminando con que modificar el sistema de justicia que ha sido destrozado en 22 años por el régimen es una necesidad, pero que es algo demasiado serio como para confiarlo a personas que son coadyuvantes de esta debacle.

 

Recordemos que Maduro confesó que han evaluado denuncias referidas a los problemas de funcionamiento del sistema penitenciario, hacinamiento en los centros de detención preventiva, retardo procesal, y en todo el sistema judicial, solo mencionó que las mismas fueron aportadas por la Comisión de Política Interior de la Asamblea Nacional chavista de su régimen, cuando ONG y la Asamblea Nacional Legítima llevan años denunciando lo que sucede en las cárceles venezolanas.