Casos de coronavirus en la Villa Olímpica crean temor por eventual brote masivo

Así luce la Villa Olímpica de Tokio (Reuters)

 

Seis casos de covid-19 han sido detectados en la delegación checa de los Juegos de Tokio, situación que ha provocado el malestar del primer ministro Andrej Babis. Tras dar positivo en la Villa Olímpica, el ciclista Michal Schlegel se añadió a la lista, que hasta ahora cerraba la jugadora de vóley playa Marketa Nausch Slukova, quien junto a su compañera de equipo quedaron inmediatamente eliminadas de la competencia.

Por Infobae

“No sé qué decir, estoy absolutamente decepcionada”, declaró en un comunicado Slukova, quien acabó en la quinta posición en los Juegos de Londres, haciendo pareja con Kristyna Kolocova. Su entrenador y esposo, Simon Nausch, había dado positivo a comienzos de semana, así como otro jugador del equipo masculino de vóley playa, Ondrej Perusic. También resultados contagiados el jugador de tenis de mesa Pavel Sirucek y el médico de la delegación checa Vlastimil Voracek, que fue el primero en anunciarse a su llegada a Tokio.

Según la prensa checa, el doctor no estaría vacunado, algo que parece haber confirmado el primer ministro del país Andrej Babis, que ha calificado lo sucedido de “escándalo”: “No me gusta en absoluto, no sé lo que ha podido pasar. Intentamos persuadir a la gente para que se vacune y el médico no lo estaba. Es injusto para los deportistas”, lamentó.

Por su parte, un portavoz del Comité Olímpico Checo, Tibor Alfoldi, preguntado por la agencia de noticias AFP, no quiso confirmar ni desmentir si el médico está vacunado. A su vez, el jefe de la delegación, Martin Doktor, comentó: “La situación es seria, pero desde que se detectó el problema, hemos hecho todo lo posible para detener la propagación. Desafortunadamente, no pudimos evitar las tragedias deportivas. Lo siento mucho”.

El Comité Olímpico Checo decidió abrir una investigación sobre el posible brote en el vuelo chárter que llevó a los deportistas de Praga a Tokio el 16 de julio, entre ellos los seis contagiados.

Con respecto a ese viaje aéreo, David Travnicek, director de la agencia Sport Invest que representa a la jugadora de vóley Nausch Slukova, disparó: “A nuestros ojos, la logística increíblemente subestimada es puro amateurismo”, y agregó: “Es una falla de la persona a cargo del vuelo chárter, no de las personas a bordo”.

Este jueves, la lista de positivos desde el 1 de julio de personas relacionadas con los Juegos Olímpicos se aproximó a 90, con tres nuevos casos conocidos durante la jornada, entre los que también se destacan el nadador ruso Ilya Borodin y el jugador de vóley playa estadounidense Taylor Crabb y la checa Marketa Nausch Slukova.