El Tiempo: Este fue el plan que exmilitar presentó para atacar a Iván Duque

Presidente Iván Duque inspecciona helicóptero atacado. – Foto: Presidencia de la República.

 

 

 

En medio de las operaciones investigativas para esclarecer el atentado contra el helicóptero en el que se movilizaba el presidente Iván Duque, ocurrido el 25 de junio en Cúcuta, la Fiscalía encontró en uno de los allanamientos para capturar a los responsables el plan presentado por un exmilitar a las disidencias de la guerrilla.

EL TIEMPO

Según la investigación de un grupo especial de la Fiscalía y la Policía, el capitán (r) del Ejército Andrés Medina Rodríguez fue el cerebro del atentado y detalló a las disidencias su plan criminal.

En el documento se observa que el exmilitar denominó el ataque como ‘Operación Colombia 6’ y señaló que tras los atentados previos que se cometerían en Cúcuta, había una probabilidad del 95 por ciento de que Duque se desplazara a la zona.

En efecto,10 días antes del atentado a Duque se perpetró un ataque con un carro bomba en la Brigada 30 del Ejército, que ocasionó heridas a 36 personas.

Así las cosas, en el archivo con el plan para atentar contra el primer mandatario se observa que el exmilitar tenía información del sitio en donde estarían ubicadas las unidades de seguridad del presidente Duque, incluyendo un avión de inteligencia.

La Fiscalía señaló que Medina, alias el Capi, “suministró sus conocimientos aeronáuticos y militares para ubicar los puntos vulnerables del Black Hawk durante el aterrizaje, calculó los tiempos y distancia del helicóptero, elaboró un estudio topográfico del aeropuerto Camilo Daza y señaló cómo debían comportarse los tiradores y en qué lugar ubicarse para no ser detectados”.

Un archivo digital que halló el ente acusador contiene detalles de la planeación del atentado. FOTO: Archivo particular

 

Igualmente, Medina detalló el sitio en el que se ubicarían los francotiradores que dispararían contra la nave en la que se movilizaba Duque y hasta la posibilidad de usar explosivos en el atentado.

“Camarada, para la operación Colombia 6 necesito comprar 2 radios VHF frecuencia aérea y marítima de 7.5 wtt de salida marca Icom valor aproximado de $ 12’000.000 cada uno (sic)”, se lee en el documento que hace parte de las evidencias contra el exmilitar y los otros capturados por su presunta responsabilidad en el atentado.

Y añade textualmente: “Para poder mover el material que Ud. iba a enviar que estaba donde rey yo lo envié ayer ya se encuentra en la ciudad, tocó pagar 12 millones de transporte y 10 millones a la policía ya el material se encuentra en nuestras manos y seguro para comenzar la ofensiva (sic)”.

A los investigadores de la Fiscalía, bajo la coordinación del propio fiscal general, Francisco Barbosa, les llamó la atención el supuesto pago a integrantes de la Fuerza Pública.

Igualmente detalló: “Necesitamos comprar un computador portátil para el amigo y otros celulares y unos discos duros, enviarle otro regalo al pupilo (…), todo se encuentra planeado para el día martes porque el sábado no era rentable y como hay inversión necesitamos mucha ganancia”.

Finalmente, el documento menciona: “Necesito que me autorice la llevada de dos fusiles para la misión Colombia 6. De resto, por acá estamos bien y trabajando y hubo que modificar el trabajo del regalo a solicitud del amigo, va con la misma (…), el amigo sale del punto A al punto B directo a entregar la encomienda”.

Con base en este documento y otras evidencias recogidas en la investigación, la Fiscalía señaló el papel que habrían cumplido los otros capturados en el atentado.

Respecto de Jhon Freddy Lizarazo Rodríguez, alias Miguel o el Flaco, el ente acusador señaló que “hay elementos de prueba que lo relacionan como el presunto encargado de almacenar las armas en su vivienda y
entregarlas horas antes del ataque”.

En la imagen se observa que se tenía conocimiento de cómo estaría distribuida la seguridad del Presidente en el aeropuerto.

 

 

Frente a Édison Durán Ascanio, la Fiscalía encontró evidencias que lo ubican como uno de los dos hombres que dispararon ráfagas de fusil contra el helicóptero presidencial, mientras se aproximaba a la pista del aeropuerto Camilo Daza, de Cúcuta, el 25 de junio.

‘Ascanio’ hizo parte del entonces frente 33 de las Farc y figura en documentos como reincorporado.

En las primeras verificaciones en el sitio de los hechos, el personal de Policía Judicial encontró dos fusiles FAL y AK–47 en una zona boscosa, en inmediaciones del aeropuerto. Las pruebas de balística arrojaron coincidencia absoluta entre las dos armas y los seis impactos detectados en la aeronave.

Con relación a Yeison Herminio Bernal Rincón, “se determinó que sería el conductor
del taxi que, el 24 de junio, recogió a los dos tiradores entre el corregimiento La Gabarra y Cúcuta. El día siguiente, los llevó hasta el punto escogido para ejecutar el plan ilícito y los esperó para llevarlos nuevamente hacia La Gabarra”.

La Fiscalía indicó que contra Bernal Rincón “también hay evidencia técnica que lo ubica horas previas al ataque en el lugar de los hechos. Al parecer, hizo vigilancias e inteligencia para alertar sobre presencia de Fuerza Pública”.

En esa labor de logística y acompañamiento a los hombres que dispararon también habría participado Yéferson Román Gamboa, alias Román.