La dura historia de Ana María: Vende leña en Tucupita para sobrevivir y mantener a sus tres hijos

 REUTERS/Manaure Quintero

 

 

 

Ana María, una madre soltera de 30 años de edad, que vive en Los Chaguaramos de Tucupita, vende leñas en el malecón “Manamo” para poder mantener a sus tres hijos, pagando la comida y sus estudios.

Por radiofeyalegrianoticias.com

Su familia sobrevive gracias a las carencias de sus vecinos – los principales clientes y otras personas.

Ana no tuvo un trabajo formal. Antes de la crisis, vendía helados caseros como, vasitos y tetas. Cuando recrudecieron las carencias, ya no pudo sostener este pequeño emprendimiento, por lo que decidió dedicarse esta vez a vender leñas.

La falta de gas doméstico en Tucupita es un problema que afecta desde marzo de 2020. Las comunidades deben esperar hasta tres meses para recargar sus cilindros.

Explicó que, como la venta de helados ya no le generaba ganancia, decidió dejar este negocio para vender leñas desde enero de este año.

Ahora su hermano sale en busca de leñas para vender. Cruza el caño “Manamo” en una canoa y a remo tres veces a la semana. Ana las vende todos los días en el malecón de Tucupita.

Dos kilos de leña valen Bs. 3.000.000,oo , (menos de un dólar). Con la ayuda de mi hermano que es quien va traer la leña del otro lado del río, es que estoy sobreviviendo”, dijo la señora Ana María.