Listados, sobornos y pernoctas: El viacrucis ciudadano para sacar la cédula en Puerto Ordaz

El viacrucis ciudadano para sacar la cédula en Puerto Ordaz | Foto: Correo de Caroní

 

Sacar por primera vez un documento de identidad, como la cédula o el pasaporte, incluso renovarlo, en Venezuela es sinónimo de odisea, penurias y corrupción. Mucho más cuando la institución encargada, el Saime, reduce la habilitación de sedes a donde puedan acudir los ciudadanos de otros municipios, como ocurre en el estado Bolívar. En la entidad solo están operativas las sedes de Ciudad Bolívar, San Félix y Puerto Ordaz.

Por Jhoalys Siverio | Correo de Caroní

Correo del Caroní estuvo este jueves en la sede del Saime en Puerto Ordaz, acompañando a una de las personas que acudieron a renovar su cédula de identidad, y pudo constatar cómo se da todo el proceso desde el día anterior.

Carmen Rodríguez esperaba acercarse hasta el centro comercial Guayana Mall, donde se ubica la sede del Saime, para hacer cola pues necesita renovar la cédula que está vencida desde 2016. En los operativos anteriores le fue imposible debido a la gran cantidad de gente que hizo la misma solicitud, y las restricciones de la institución, como pocos puntos, horario reducido y escasos días para esa gestión.

“Adentro las trabajadoras estaban obstinadas, no sé si es porque no estaban dejando pasar a la gente que ya tenían cuadrada. Se quejaban de que solo estaban pasando a adultos mayores, y apenas habíamos entrado seis”

Sin embargo, le advirtieron que fuera en la tarde del día anterior para anotarse en una lista. A eso de las 4:00 pm del miércoles fue hasta el centro comercial y le consultó al vigilante cómo es el proceso allí para sacar la cédula.

– Me dijeron que se hacen unas listas primero.

– Sí, allá en el edificio de enfrente, donde están esos señores sentados en el piso, esos son los que están haciendo la lista.

Carmen se acercó a ellos, cuatro hombres que reposaban sobre cartones en el estacionamiento del edificio ubicado al lado del centro comercial San Miguel. Se anotó en la lista y estaba de número 11. Las primeras cuatro eran los listeros, la siguiente llegó a las 2:00 pm. Estas personas le explicaron que una vez anotada, faltaban un segundo y tercer paso.

– Yo paso la primera lista a las 9:00 de la noche, el que no esté se va tachando. Después a las 3:00 de la mañana vuelvo a pasar la lista para irnos formando allá en el portón (del centro comercial). A partir de allí no hay más listas, cada quién sabe dónde va y si se deja colear es su problema.

Continúe leyendo en: Correo de Caroní