Vicente Brito: Poder del Estado versus derechos ciudadanos

Vicente Brito – red por la defensa al trabajo, la propiedad y la constitución

 

 

 

 

Los derechos ciudadanos siempre han sido considerados como fundamentales en la organización de las sociedades modernas, estos se hacen notorios en las Constituciones vigentes en casi todos los países del mundo los cuales se anteponen al poder del estado. Lamentablemente algunos gobiernos no acatan sus constituciones al tomar decisiones a su conveniencia afectando los derechos ciudadanos establecidos en su legislación.

VICENTE BRITO

Desde que en Grecia se crearon las primeras formas de democracia, que luego se continuó en la Roma Republicana y posteriormente durante el milenio pasado los gobiernos parlamentarios empezaron a tomar poder de las monarquías estableciendo los derechos ciudadanos como fundamentales sobre el poder del estado en las Constituciones establecidas.

Observándose que los países que alcanzaron mayor desarrollo, fueron aquellos donde se respetan esos derechos ciudadanos y sus habitantes pudieron disfrutar de ellos, lo cual facilitó las iniciativas individuales que les permitieron obtener mejores calidad de vida.

En nuestro país podemos observar cómo esos derechos ciudadanos garantizados en la Constitución vigente, han venido siendo desplazados por el poder del estado al venirse imponiendo unas series de políticas públicas limitativas de estos. Observándose que estas afectaciones ocasionan preocupantes desmejoras sociales.

Un ejemplo lo constituye la política de estatización de los medios de producción los cuales han sido tomados de sus legítimos propietarios sin ningún tipo de compensación como lo establece la Constitución, como resultado lo único logrado fue una drástica caída de la producción con sus consecuencias en el consumo y precios, al tener que importar lo que antes producían. A la vez afectando uno de los derechos humanos fundamentales establecido en la Constitución y la carta de las Naciones Unidas, como lo es la propiedad privada.

Consideramos que la más afectativa para los venezolanos de esos derechos ciudadanos a sido el desconocimiento de la de la autonomía del Banco Central, al convertirse esta institución garante de la estabilidad monetaria y la paridad cambiaria por ser el receptor de los ingresos que percibe la República por las exportaciones petroleras y minerales a un instrumento de financiamiento del déficit fiscal. Lo observado es que el banco central ya no cuenta con autonomía y se ha convertido en el facilitador de todos los bolívares requeridos por el gobierno, con lo cual se creo la mayor hiperinflación del mundo, con sus preocupantes consecuencias en la pérdida del poder adquisitivo, caída del consumo y elevados niveles de pobreza extrema y crítica.

Son múltiples las afectaciones de los derechos ciudadanos por parte del poder del estado, los cuales se reflejan en las desmejoras de la calidad de vida de la población, siendo la hiperinflación causada la más afectativa de nuestros derechos ciudadanos por parte del poder del estado, así como la propiedad privada. Todos establecidos en la Constitución vigente y no acatados.