El coronavirus en Venezuela acecha a un personal de salud desprotegido

Foto Archivo

 

 

 

Una bolsa plástica puede suplir un cubrebotas, la braga de bioseguridad es sustituida hasta que se rompa y pueden esperar hasta un mes por un tapaboca N95.

Por laprensalara.com

Es parte de la precariedad que denuncia el gremio médico y expertos, de la situación del personal sanitario en la mayoría de los centros asistenciales públicos. A 16 meses de pandemia, libran una guerra casi mortal cuando acechan variantes tan peligrosas como la delta sin la dotación permanente de implementos de bioseguridad, que los lleva a reutilizarlos sin garantía de efectividad. Hacen el sacrificio de costearlo siendo responsabilidad del Estado, cuando el par de tapabocas quirúrgicos oscila en $4 dólares y el sueldo apenas pueda llegar a $7 dólares.

“El régimen para nada lo señala y sólo queda una protección eventual que ni siquiera llega a la semana. ¡Es muy irresponsable!”, rezonga Douglas León Natera, presidente de la Federación Médica Venezolana (FMV), sobre la necesidad de contar con suficientes mascarillas, lentes, guantes, trajes y hasta el servicio constante de agua. Cada guante debería ser cambiado luego de atender a cada paciente o dependiendo, el personal opta por lavarlo con agua y abundante jabón. Una realidad señalada por Monitor Salud, teniendo altos índices de reutilización hasta el mes de marzo de 2021, que se ubicaba en 69% en el sistema público de la región central, mientras entre 90 a 95% en occidente y oriente.

Recuerda lo delicado de estar en contacto con cualquier superficie, desde la manilla de la puerta, mesa u otros en algún centro de salud. Desamparo que ubica el luto en más de 714 fallecidos del personal de salud, según el registro de la organización Médicos Unidos de Venezuela desde el 16 de junio de 2020 hasta el 25 de julio de 2021.

“Lea nota completa Aquí